Visionaria iniciativa da vida a un innovador café en Oviedo

Ofrecer un servicio ínte­gro y saber responder a las necesidades y nuevas ten­dencias son factores pri­mordiales para triunfar en el mercado y así lo supo ver Ana Rivarola, quien a través de Abril Cafetería apostó por conquistar a cientos de clientes ofertando sus servicios de café, además un añadido de productos frescos y elaborados al ins­tante, como los sándwiches originales, jugos naturales variados, tartas, empana­das al horno, postres, fac­turas y tortas artesanales.

EVOLUCIÓN

“Siempre digo que fue una inspiración divina, en aquel entonces estaba trabajando en una entidad bancaria con bastante años de expe­riencia. La idea de crear la empresa fue apoyada es­pecialmente por mi madre y toda mi familia, a fin de poder llegar a una indepen­dencia económica; el sueño que muchas veces para un joven parece imposible, sin renunciar al empleo que tenía comencé con Abril”, comentó nuestra empren­dedora.

Actualmente la empresa ya cuenta con 2 años y mues­tra una rápida evolución. “Tuvimos buena aceptación por parte de los clientes a quienes le estamos muy agradecimos, poco más de un año estuvimos sin letre­ro, por ello la mayoría de la gente llegaba por recomen­dación, y quien llegaba por primera vez siempre volvía; eso nos animó a seguir cre­ciendo”, añadió.

Asimismo comentó que Abril Cafetería arrancó en familia, los primeros ci­mientos lo forjaron Ana, su madre, hermana y una prima, sin embargo hoy día el equipo de trabajo lo con­forman 11 personas.

INVERSIÓN

“Para iniciar reutiliza­mos nuestras mesas y sillas, y todos los equipos de la cocina eran de mi casa, por ello invertimos G. 10.000.000 para com­prar una máquina de café entre otras herramien­tas y la primera compra de materia prima fue de 150.000”, indicó.

Asimismo, explicó que hoy en día cuenta con una amplia cocina con equipos industriales y un cómodo lugar para los clientes, para lo cual la inversión alcanza los 100 millones de guaraníes.

DEBILIDAD

Los primeros pasos de una empresa siempre es­tán marcados por desafíos o debilidades a superar, en el caso de este empren­dimiento fue el pequeño espacio, puesto que llega­ba un momento donde la gente quería sentarse y las pocas mesas que tenían estaban llenas.

FORTALEZAS

Según mencionó Riva­rola, la fortaleza de la empresa reside en que ofrecen productos inno­vadores y de vanguardia, frescos y artesanales; su­mados a una atención per­sonalizada.

DESAFÍOS

En cuanto a los desafíos, agregó que uno de los de­safíos es mantener la ca­lidad, que los productos siempre lleguen en óptimo estado en los puntos de ventas a pesar del clima.

PROYECCIONES

Como todo emprendi­miento aún tiene mucho por dar, con ganas de se­guir creciendo, siempre menciono que para mí este negocio es una escue­la, donde día a día aprendo más. Una de las proyec­ciones es que nuestros productos puedan alcan­zar a más gente ya sea en nuestra ciudad o en otros lugares.

RENUNCIAS Y  ESFUERZO

Para aquellos intere­sados en crear su propia compañía, Rivas les deja el mensaje de que la vida de una persona que deci­de emprender cambia por completo. “No es fácil, requiere de renunciar a muchas cosas, de dejar el confort; estar presente en los momentos buenos y perseverar en los malos, y por sobre todo ser posi­tivo. Sin embargo, la re­compensa es muy buena, los frutos tarde o tempra­no se cosechan ¡Se puede salir adelante siempre y depende de uno mismo. Si yo pude, tú también”, finalizó.

También podría gustarte Más del autor