Empresas deben promover a sus empleados antes de buscar afuera

COLABORADORES DEBEN BUSCAR CAPACITACIÓN Y LOS JEFES CREAR OPORTUNIDADES

Desarrollo Organizacional
[email protected]

A la hora de llenar un es­pacio vacío en la organiza­ción, las empresas suelen tropezar con la equivoca­ción de buscar un nuevo integrante antes que pro­mover a los talentos con los que ya cuentan.

En esto se pierde tiempo y muchas veces la nueva adquisición de talento re­sulta en un trabajo mayor. Quizá el haber optado por promover a un empleado hubiera sido una mejor opción y la apuesta sea una buena jugada tanto para la empresa como para el co­laborador.

 

APERTURA DESDE LA DIRECCIÓN

La experta en gestión organizacional, Deysi González, explica que los directivos deben tener la apertura necesaria para poder visualizar el po­tencial presente en la or­ganización. “El talento en sí mismo sin el escenario correcto, se apaga”, men­cionó en referencia a la ne­cesidad de valorar las apti­tudes de los colaboradores en el momento preciso.

Pero ello constituye un proceso que se inicia en la selección y no solo queda ahí, sino que continúa con la retención del talento, apuntó.

 

CAPACITACIÓN

“La capacitación es fun­damental no solo para acceder a otra área, sino para seguir aprendiendo y muchas veces desapren­diendo algunas prácticas necesarias para asumir el nuevo desafío”, señaló la experta.

 

NO SON FICHAS FRÍAS DE AJEDREZ

El mayor problema -a más de la adaptación- es la resistencia al cambio, no solo del talento pro­movido, sino del equipo de trabajo que lo acoge, que muchas veces se toma el tiempo en aceptar al nue­vo integrante, y más aún si existe cierta competitivi­dad, apuntó.

Para González, no hay fórmula que evite esta resistencia, pero sí existe una manera de llevar este proceso de manera amiga­ble y profesional.

“Es importante recordar que los movimientos pro­movidos en la empresa no son fichas frías de ajedrez, sino seres humanos con sueños, expectativas e ilu­siones por lo que se debe manejar con el tacto sufi­ciente”, enfatizó.

Por ello, es necesario te­ner cuidado con la manera en que se mueven las pie­zas en los recursos huma­nos de la empresa, pues el capital humano de la com­pañía es el motor conduc­tor hacia el éxito, aconsejó

 

También podría gustarte Más del autor