Avanza reconversión de imagen de CDE

Ayer se llevó a cabo el evento “Ciudad del Este: como motor del comercio en Paraguay”, con la or­ganización de la Cámara de Comercio Americano Paraguaya.

Ayer se llevó a cabo el evento “Ciudad del Este: como motor del comercio en Paraguay”, con la or­ganización de la Cámara de Comercio Americano Paraguaya. La charla que reunió a inversionistas norteamericanos se de­sarrolló en el Río Hotel by Bourbon del Grupo Mona­lisa.

La ceremonia fue ini­ciada con palabras del presidente de la Cámara de Comercio, Juan Ernes­to Snead, para dar lugar luego al representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Paraguay, Eduardo Almeida, quien destacó pilares importan­tes de la economía nacio­nal.

VISIONES

El representante, en primer lugar, distinguió el momento macroeco­nómico excepcional del país, colocándolo a nivel regional de manera po­sitiva. Indicó también un crecimiento promedio de 5% por año durante la úl­tima década.

Por otra parte, resaltó el bajo endeudamiento del 25% y que, más allá de las discusiones, “comparan­do con otros países de la región es una cifra extre­madamente baja”, pun­tualizó. Esto es muy ma­nejable para una nación que necesita inversiones en materia de infraes­tructuras.

SECTOR PRIVADO

Mencionó Almeida que hace solo un año se con­solidaron todas las ven­tanas de financiamiento del sector privado en la Corporación Interame­ricana de Inversiones, y Paraguay ha sido un “cliente” muy impor­tante desde este punto de vista.

Cerca del 60% del flujo de inversiones extran­jeras fue hecho en la úl­tima década, pero en los últimos 4 años se han re­gistrado movimientos de inversión por el orden de aproximadamente USS 3 mil millones, significan­do que en el último pe­ríodo se ha tenido mayor impacto.

CIUDAD DEL ESTE

El presidente del Grupo Monalisa, Faisal Ham­moud, dirigió unas pala­bras diciendo que el país es una “tierra bendecida y rica en todos los sen­tidos”, apuntando que siguen trabajando a nivel empresarial en pos del progreso nacional y re­gional.

Ciudad del Este ha tenido un crecimiento sostenido, recalcó Hammoud, y des­de su llegada con la funda­ción de Monalisa en 1972, observó una dinámica y ritmo de las actividades comerciales de la región que, en relación con otros países, demuestra los fundamentales matices de una tierra activa en el corazón de América del Sur.

También podría gustarte Más del autor