Talleres de ITV trabajan normalmente aunque con cierta incertidumbre, afirma empresario

Por ahora trabajamos normalmente, cumpliendo con la Ley 3850/09 mientras esperamos a ver que resuelven los diputados o la Justicia, señalo para el portal digital IP Paraguay el Ing. Carlos Tatton, propietario del taller Taivo de Luque, uno de los habilitados para la realización de la inspección técnica vehicular (ITV).

Explicó que si bien entre los talleristas existe cierto temor respecto al destino que pueda tener el Sistema de ITV, no pueden adelantarse a los hechos y pensar en la reacción que van a tener ante una eventual derogación o suspensión de la Ley.

La Ley 3850/09 crea el Sistema Nacional de inspección técnica vehicular y establece la obligatoriedad de la realización de la inspección técnica como requisito previo para la obtención o renovación de la patente municipal. Y encarga su cumplimiento a la Dirección Nacional de Transporte (Dinatran).

A tal efecto la Dinatran ya habilitó un total de 19 talleres en todo el país que entraron a operar desde el 16 de febrero de este año, cuentan con un contrato de prestación de servicios por 5 años.

La normativa sin embargo tropezó con la resistencia de varios sectores, principalmente los intendentes que consideran que la ley le despoja a los municipios de una de sus funciones y presentaron ante la Corte Suprema de Justicia el Pedido de inconstitucionalidad. La ciudadanía se opone a los altos costos y las tarifas diferenciadas. Mientras que los diputados presentaron un proyecto de ley de derogación argumentando la inaplicabilidad de la Ley.

Ante esta situación Tatton manifestó estar sorprendido, considerando que se trata de una normativa elaborado por los mismos legisladores que ahora quieren derogar y  con la participación de varios intendentes inclusive. “Además la inspección técnica es algo necesario y algo que se hace en cualquier país del mundo, es una reglamentación vigente a nivel internacional, pero como estamos en Paraguay cualquier cosa puede pasar” indicó.

Aclaró que los talleres fueron instalados, luego de participar y ganar legalmente las licitaciones, que estuvieron abiertos a todo el público, sin omitir ningún dato. “Nosotros invertimos en base a una Ley, confiando en que eso se va cumplir, y ahora nos encontramos con esta incertidumbre” señaló.

Reveló que la inversión por cada taller es de 300 mil dólares y manifestó que si los intendentes creen estar en condiciones de instalar sus propios talleres y hacer las inspecciones debieron participar de las licitaciones y hacer lo mismo que hicieron los empresarios en el marco de todo este proceso.

Tatton señaló que a su criterio existen dos aspectos que fácilmente pueden darse para el normal cumplimiento de esta normativa, por un lado aumentar el canon para los municipios y  a la vez reducir las tarifas. “Por ahora cobramos  como tarifa y pagamos como canon, tal como establece  la Ley, eso no decidimos nosotros, nos obliga la Ley” aclaró.

También podría gustarte Más del autor