Christian Chena destapa la olla de su exitoso programa

Luz González

@lumagonzalezpy

Apenas había iniciado las negociaciones para concretar la venta de la RPC a mediados del 2016, pero él ya tenía la mente fija en armar una productora, pero no cualquier productora, una grande, algo similar a un laboratorio científico en donde daría vida a grandes programas con estilo internacional.

Y definitivamente cuando algo le entra a la cabeza al joven empresario Christian Chena, éste no para hasta lograr su meta; fue así que MasterChef se convirtió en su objetivo. En una entrevista exclusiva para 5días el artífice de uno de los programas más vistos, emitido por Telefuturo y comentado en las redes sociales, cuenta los detalles de la puesta en marcha de uno de los formatos que elevó la vara de la producción televisiva nacional.

¿Cómo fue el proceso para traer MasterChef al país?

MasterChef se convirtió en un objetivo que compartí con el equipo, encabezado por Gustavo Coronel y en el que me acompañaron los productores Leti Ferreira y Aníbal Colmán, con quienes ya había desarrollado varios proyectos televisivos.

Tras años de disfrutar y percibir la clase de contenido que se podía desarrollar con MasterChef, le llamo y le digo de manera decidida a Gustavo: “tenemos que hacer este programa, fijar nuevos parámetros en lo que sea producir televisión nacional”.

De ahí en más no paramos. En el 2017, ya habiendo vendido mi cadena televisiva, teníamos acordados los detalles del programa, estábamos en plena fase de terminar de construir nuestro nuevo estudio televisivo, y los viajes al exterior no cesaban. El equipo visitó más de un país donde se produjo el programa con éxito, tras firmar los acuerdos exclusivos del formato que habíamos adquirido.

¿Pensaste que iba a tener el éxito que han cosechado?

Algunos de los que trabajan conmigo me preguntaban si no era muy aventurado, muy arriesgado, que el segmento de MasterChef en Paraguay capaz no “prendía”, que la audiencia nacional está acostumbrada a otras cosas, etc. etc. Siempre yo les terminaba respondiendo “¿comparado con qué?”.

Es difícil afirmar que algo no va a gustar porque es nuevo o diferente, ya que precisamente, para saberlo, hay que ponérselo en el menú a la gente. Pienso que la TV local necesitaba de MasterChef, por eso el éxito.

La gente, sencillamente, necesitaba ver algo más allá de los realities “subidos de tono”, los shows tradicionales, y a la par algo visualmente de calidad internacional, y sobre todo, algo que se pueda ver y disfrutar en familia, tan cálidamente como sentarse a la mesa a comer.

¿Eras fanático de alguno de los MasterChef que se hicieron en otros países?

Seguía algunas de las versiones, como la británica, la mexicana y la chilena, pero nunca fui tanto así como fanático. Eso sí, me quedaba encantado con los platos que se mostraban, las historias detrás, y la emoción.

Todos esos condimentos de sensaciones sumado a la calidad de lo que veía en esas emisiones hacían que siempre terminara pensando “este es un programa que algún día quiero traer a Paraguay”, gracias a Dios hoy eso dejó de ser un sueño y es una realidad.

¿Elegir a las personas correctas ayudó a que hoy día el programa sea tan visto?

Recuerdo que una vez me llamaron a preguntar si cierto programa de un canal competidor iba a funcionar, respondí con una suerte de axioma que repito en mis negocios “primero quiénes, luego qué cosa”. Algo similar sucede con este programa; a MasterChef lo hace la gente, desde las personas correctas en pantalla hasta las personas correctas detrás de pantalla, siendo lo segundo, probablemente lo más importante.

¿Cuál es el factor clave hablando de producción, para ofrecer un programa de buena calidad? Primero, hacer los deberes. A mí MasterChef me representa años de planificación, viajes, estudios de contenido y muchas, muchas, reuniones, aparte de al menos un par de años seguidos en construcción e instrucción. Sí, años.

En esta etapa de mi vida conmigo no funciona eso de “pegar primero es pegar dos veces”, lo mío es “no importa pegar primero, importa ser el que pega bien”. A las apuradas, y sin análisis y preparación, ningún programa sale como uno espera. Y te lo dice alguien que ha coleccionado más errores que aciertos, gracias a eso podemos decir que aprendimos muchas cosas.

¿Qué se viene para la segunda temporada?

Honestamente me impresiona la cantidad de gente que se está inscribiendo para esta segunda temporada, así que veremos muchos rostros nuevos. Con respecto al contenido, no quiero adelantar mucho, pero sí puedo afirmar que se vienen grandes sorpresas, junto a la emoción que ya es marca del programa.

También podría gustarte Más del autor