Competitividad de la industria láctea debe trascender al exterior

27 JUN 2012 10:04 am
Economía & Negocios


Estrategia, estructura y rivalidad de las empresas, condicionantes de los factores de producción, de la demanda y sectores conexos y relacionados son los determinantes que destacan a la competitividad de la industria láctea, según el análisis elevado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), sobre la misma basado en el modelo del líder en estrategia competitiva, el est


Por Rossana Escobar
rescobar@5días.com.py

Estrategia, estructura y rivalidad de las empresas, condicionantes de los factores de producción, de la demanda y sectores conexos y relacionados
son los determinantes que destacan a la competitividad  de la industria láctea,
según el análisis elevado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía
Paraguaya (Cadep), sobre la misma basado en el modelo del líder en estrategia competitiva, el estadounidense Michael Porter.

Según el referido, se pudo constatar que se ha logrado un importante desarrollo de los determinantes de la competitividad que sustentan las ventajas de la industria láctea, particularmente en cuanto al de estrategia, estructura y rivalidad de las empresas.

Es así que a pesar de que la industria está altamente concentrada y presenta
características de mercado oligopólico, existe una fuerte competencia entre ellas. 

Esta competencia las ha obligado a establecer estrategias donde el precio, la
calidad, la innovación y, por lo tanto, la diferenciación de productos son centrales en la búsqueda de una mayor competitividad, a la vez de una rivalidad importante a la hora de competir entre las empresas.

LA PRODUCCIÓN

Los correspondientes a los factores de producción y demanda, si bien se refuerzan, presentan debilidades. 

En cuanto a los de producción, es necesario incrementar la oferta de mano
de obra especializada y avanzar en la construcción de las capacidades tecnológicas avanzadas y en el acceso a financiamiento para ingresar con mayor fuerza al mercado mundial y adquirir así competitividad a nivel internacional.

Pese a las condiciones de la demanda, cuyo índice de consumo de 92 litros percápita año, que está por debajo de los 150 litros año recomendado, según
las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación FAO, el mercado interno es muy significativo para esta industria, constituido por clientes exigentes y sofisticados que presionan a las empresas locales para que alcancen niveles cada vez más altos en lo concerniente a calidad de
sus productos.

La tarea pendiente es incursionar con mayor fuerza en los mercados internacionales, desafío que podría ser afrontado con la comercialización
de leche en polvo, según el Cadep. 
 
En el determinante de sectores conexos y relacionados se advierte un débil
y lento desarrollo. En esta industria, las empresas o importan directamente ciertos insumos y maquinarias, o bien dichos productos son obtenidos a través de empresas locales importadoras. 

Se debe evaluar la fuerte dependencia de insumos y maquinarias importadas,
lo que hace necesaria la mayor incorporación de proveedores locales, ya que
una cadena de proveeduría débil impone un freno al crecimiento de las actividades empresariales y obstaculiza la permanencia de las inversiones. Su fortalecimiento constituye un elemento muy importante en la estrategia de aseguramiento de la viabilidad de la industria láctea en el mediano y largo plazo.

LAS CIFRAS DE LA PRODUCCIÓN LÁCTEA

400 Millones de litros de leche procesada se distribuyen en el país.

40% Creció la producción de leche, según los registros de los últimos 4 años.

500 Millones de dólares en ingresos por año generan las industrias lácteas.

 
52 Industrias lácteas están operando en todo el territorio nacional.



COMENTARIOS

© 2015 5dias.com.py