¿Tenemos “agenda digital”?

Es una hipótesis que maneja el gobierno
nacional, a la vista de los resultados obtenidos por México y Chile, únicos
países latinoamericanos integrantes del organismo.

Si
cerramos nuestra mirada sobre la OCDE actual, veremos que su informe 2015 sobre
las perspectivas de la economía digital, expresa que ?los gobiernos de los
países miembros son cada vez más conscientes de la necesidad de un desarrollo
estratégico de la economía digital, de expandir sus beneficios y dar respuesta a
retos clave, como la reducción del desempleo y de la desigualdad, así como la
erradicación de la pobreza?.

¿Qué
significa esto de la ?economía digital??. En uno de sus párrafos, el informe
expresa que los gobiernos son cada vez más conscientes de que la formulación de
una política de Internet depende de la existencia de un conjunto de políticas
coherentes a todos los niveles de gobierno: ?Las infraestructuras ?que constituyen
el fundamento de nuevos modelos de negocio, del comercio electrónico y de
nuevas redes colaborativas científicas y sociales? deben ser de alta calidad,
accesibles a todos y disponibles a precios competitivos. Con el objeto de
fomentar las pymes, el empleo y la inclusión electrónica, los ciudadanos deben
recibir una educación, formación y recapacitación en materia de TICs (tecnologías
de la información y la comunicación) que los dote de las capacidades necesarias
para utilizar estas tecnologías y gestionar los riesgos de sus propias
actividades económicas y sociales en línea. Muchos  programas 
de  investigación y desarrollo
(I+D) se centran  en  las 
tecnologías emergentes, en particular el Internet de las cosas, la
computación en la nube y el análisis de datos masivos (big data)?.

Algunas
de estas líneas están en plena actividad en el Paraguay: internet de las cosas
(prótesis realizadas mediante impresoras 3D), plataformas digitales para
administración de negocios, tele marketing on
line
y decenas de otras iniciativas. Pero evidentemente, falta una política
de Estado que acompañe estos emprendimientos individuales, como por ejemplo: ?Despliegue
de la banda ancha, especialmente la ultrarrápida en zonas empresariales
especializadas; promoción del sector de las TIC; potenciación de los servicios
de administración electrónica, facilitando el acceso a los datos y a la
información del sector público?. 

Lo
dice la OCDE, no nosotros.

¿Tendrá
una agenda digital el Gobierno?.

También podría gustarte