Acciones de Ferrari suben tras victoria en el GP de Melbourne

Ferrari NV subió a un récord en Milán después de que Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Australia, llevando nue­vamente a la ‘‘scuderia’’ al puesto número uno en las clasificaciones de Fórmula Uno después de 27 carreras sin ocuparlo.

Las acciones subieron 3,6 por ciento a 68,5 eu­ros, el nivel más alto desde el debut del fabri­cante italiano de súper-autos en la Bolsa de Mi­lán a principios de 2016, tras su separación de Fiat Chrysler Automo­biles NV y una salida a Bolsa por una participa­ción del 10 por ciento en Nueva York en octubre de 2015. Las acciones ha­bían subido 2 por ciento a las 12.41 horas, dando a la compañía un valor de mercado de 12.700 millones de euros (US$ 13.800 millones).

El máximo responsable, Sergio Marchionne, hizo de la modernización del equipo de Fórmula Uno una de sus mayores prioridades en la compa­ñía italiana, que trasladó su base legal a Holanda como parte de la esci­sión. El éxito en la pista se considera crucial para respaldar la imagen de marca, ya que Marchion­ne busca ampliar la línea de Ferrari y expandirse hacia productos de lujo no automovilísticos.

‘‘No hay nada más im­portante para un fabri­cante de súperautos que ganar el evento de carre­ras más emblemático’’, dijo Vincenzo Longo, estratego de IG Markets en Milán. ‘‘El éxito de la Fórmula Uno agrega otro catalizador positivo a las acciones de Ferrari, que han sido las más prefe­ridas por los analistas desde principios de año debido al plan de expan­sión de Marchionne’’.

La primera victoria de Ferrari en Fórmula 1 desde agosto de 2015 ayudará a apuntalar la reputación de la marca en cuanto a rendimiento después de que el equipo quedó detrás de Merce­des y Red Bull en tempo­radas anteriores. Ferrari ganó por última vez el título general del circui­to mundial de carreras de primer nivel en 2008, y los malos desempeños en la pista fueron una de las razones que Mar­chionne mencionó para relevar a Luca Cordero di Montezemolo en el control del fabricante de automóviles en 2014.

Pocas semanas después de esta medida, Mar­chionne esbozó el plan para separar a Ferrari de Fiat Chrysler y cotizar las acciones de la unidad en Nueva York. Luego reorganizó la dirección del equipo de Fórmula 1 de Ferrari y contrató a Vettel para reemplazar a Fernando Alonso como principal piloto. El año pasado ascendió a Mattia Binotto para reemplazar a James Allison como di­rector técnico.

 

 MELBOURNE

La falta de tensión com­petitiva de estos años le suele pasar factura a Mercedes. Una parada temprana de Hamilton, que mantuvo bien la primera posición en el inicio, fue la tumba del inglés. Se encontró en el tráfico y Vettel tiró un puñado de vueltas para construir la victoria.

Cuando se quisieron dar cuenta, la carrera, a una única parada, se había decantado hacia el rojo. Las caras de Toto Wolff y Niki Lauda en el box al final de la carrera era la de dos tipos a los que han desplumado sin saber cómo.

Vettel comienza líder, un puesto que no cono­cía desde hace dos años y demostrando que los test sirven para algo, que los inviernos no mienten y que el equipo que más destelló en Montmeló se anota la primera victoria del año. Un fresco cambio de rumbo tras tres años grises por completo.

También podría gustarte