Logre el look perfecto para realizar negocios

 

 

La primera impresión es importante, y más cuando se trata de presentar un producto o servicio ante un grupo de desconoci­dos. Es por esto que la imagen personal debe ser lo primero en lo que nos preocupemos si queremos impactar positivamente a nuestros posibles com­pradores o empleadores.

Lo ideal es que el ves­tuario de un ejecutivo se ajuste a su forma de ser, para que su actitud frente a las demás personas sea lo más natural posible. Las personas con las que realizas negocios deben sentir que pueden confiar en ti y la imagen personal genera parte de este im­pacto positivo que debes lograr en ellos.

MODERNIZACIÓN

Con la ola de empren­dimientos y desarrollos tecnológicos, el concepto de ropa para negocios su­frió algunos cambios. Tal es el caso de Steve Jobs y su característico suéter de cuello de tortuga o la camiseta gris de Mark Zuckerberg. Sin embargo, esto no quiere decir que el código de vestimenta haya sido abolido. Para sacar mejor provecho del poder de la imagen, hoy presentamos algu­nos consejos que brindan desde la startup Trendier sobre cómo vestirse para hacer negocios.

ROPA ACORDE A LA OCASIÓN

Para encontrar el atuen­do perfecto, es importan­te identificar el tipo de cita a la que debes asistir. Si te reúnes con empren­dedores puedes optar por jeans y camisetas, más sobre todo si alguna de estas citas es en fin de semana o en un día solea­do. Si la reunión es por la noche una buena opción es un traje cómodo o un pantalón de vestir oscuro acompañado de un saco negro o gris. Si deseas presentar un proyecto o cerrar un trato, lo mejor es asistir completamen­te formal, un saco negro o azul marino denotará seriedad, lo mismo en el caso de un cinturón.

HOMBRES

Aunque el estilo mas­culino no sufrió cambios tan radicales, es decir se mantiene en la línea del mismo estilo, existen as­pectos o detalles que cui­dar entre ellos:

– Usar camisas lisas de colores blanca o azul. Mejor que no tenga boto­nes en el cuello, que debe estar impecable. El puño no debe sobresalir mucho sobre la manga del traje.

– Los trajes oscuros co­munican autoridad: azul marino, gris o el clásico negro. Pueden tener lí­neas finas, las conocidas como líneas de gis. El cor­te del saco debe ser rec­to, con una solapa semi delgada y, como máximo, de tres botones. Recuer­da abrirlo cada vez que te sientes o cerrarlos cada vez camines.

– Evitar la corbata negra.

– Los zapatos deben es­tar siempre limpios.

MUJERES

Las mujeres tendemos ser más minuciosas en cuanto a nuestra imagen y a diversificar la vesti­menta, tratar de marcar un estilo pero sin dejar de innovar. Sin embargo en el afán de proyectar una imagen bien cuidada y segura cometemos cier­tos errores o desaciertos, por ello debemos tener en cuenta estos aspectos:

– Evitar el uso excesivo de las uñas postizas.

– Evitar peinados que cubran por completo el rostro.

– Elegir colores neutros, como azul marino, gris oscuro o blanco; el toque de color lo pueden dar la blusa o los complementos.

– Evitar ropa demasiado llamativa y colores bri­llantes o estampados muy vistosos. Lo ideal es ser moderada también con los complementos.

– Descartar por completo las medias de encaje o de red.

-Los zapatos deben estar impecables.

COMODIDAD ANTE TODO

Una equivocación común en la que todas caemos es sacrificar la comodi­dad por la elegancia, en lo posible se debe evitar usas tacones incómodos, más si el día exige estar corriendo de un lugar a otro. Asimismo, si un ves­tido no se acopla a tu talla, olvídalo.

En el caso de los hom­bres los problemas gene­ralmente tienen que ver con corbata y camisa que asfixia. Evítalos, pues si estás incómodo la gente lo notará.

También podría gustarte