Cómo adelgazar sin llevar a cabo una dieta estricta con limitaciones

Llevar a cabo una dieta para muchos no es ta­rea fácil, ya que la so­ciedad tiene instalado que iniciar este proceso conlleva dejar de lado el consumo de aquellas comidas que son de su preferencia.

La nutricionista Angie Paiva nos propone adel­gazar sin llevar a cabo una dieta, nos cuenta que el método nace del fracaso de la misma.

En los últimos tiempos se han creado una canti­dad innumerable de die­tas, y se puede observar que la obesidad también aumenta a la par.

La profesional mencio­nó que el método nació en la Argentina de la mano de la doctora Mó­nica Katz, Paiva lo vie­ne implementando en el país hace 6 años con muy buenos resultados.

EL MÉTODO

El método busca un cambio de hábito para bajar de peso, la pro­fesional destacó que el mismo no busca bajar de peso a toda costa entre­gando una dieta.

“Nosotros estudiamos al paciente, y lo primero que buscamos es sacar­le una radiografía, por así llamarlo, y nos con­centramos en cambiar esos hábitos, teniendo en cuenta que cada uno es distinto, no todos te­nemos que cambiar las mismas cosas, a par­tir de esa búsqueda del cambio es que se logra disminuir de peso”

Refirió asimismo que el objetivo es siempre bajar de peso, pero de una ma­nera distinta, sin dieta, sino atacando el hábito.

PILARES

  • LA ALIMENTA­CIÓN:

A diferencia de las die­tas comunes, se propone llevar una alimentación equilibrada, sostenible, llevadera, placentera, rica, en donde las per­sonas disfruten con­sumiendo sus comidas preferidas, pero en por­ciones controladas.

Nada está prohibido dentro del método, hay libertad de elegir qué comer.

  • MÁS MOVIMIEN­TO

Angie refirió que no exigen al paciente que entrene, que hagan pe­sas o caminatas.

“Insistimos en que se mueva más a diario, controlando sus pasos con un cuenta pasos por ejemplo, y que hagan ejercicios que le gusten, como bailar, hacer zum­ba, caminar, ejercicios que se eligen y tiene que ser también placentero.

Y si no se quiere ha­cer ejercicios se utiliza el cuenta pasos, ya que ayuda a bajar”.

  • MANEJO DEL ES­TRÉS Y LAS EMO­CIONES

El tercer pilar es el manejo del estrés y las emociones. Actualmen­te mucha gente come por estrés, por enojo, por ansiedad, pero en realidad es un comer emocional puntualizó la nutricionista. “Nace del estrés que viven, de los problemas familia­res, laborales, y la gen­te remata por comida, nosotros abordamos ese aspecto que es un poqui­to más psicológico con ejercicios en el consul­torio para bajar la im­pulsividad, para comer por hambre, no guiados por las emociones”.

TIPS

Angie comenta que cuando se quiera consumir una hamburguesa, una pizza, papas fritas o un lomito, se puede dar el gusto sin ningún problema. Se lleva a cabo el desayuno, almuerzo y la merienda de manera bien saludable, y a la hora de ingerir uno de los alimentos mencionados se disminuyen las porciones.

Nada está prohibido, existen una serie de trucos que se deben aprender.

Finalmente la especialista resaltó que la palabra “permitido” no existe dentro del método. “Si decimos permitido quiere decir que hay prohibiciones, todo puede estar en el plan, pero controlando la cantidad, el foco del tratamiento es más la porción que las calorías”.

También podría gustarte