La Conmebol denuncia una complicidad

Según Domínguez, mediante la relación comercial de Zuccolillo y Leoz se malversaron fondos millonarios.

Por José Zalazar
[email protected]

 

En comunicación directa con radio Ñandutí, el actual presidente de la APF y de la Conmebol, Alejandro Do­minguez Wilson Smith, dio explicaciones acerca de su muy difundida publicación por siete medios escritos del Paraguay, hecho sin precedentes, por medio de un espacio reservado.

Domínguez alega que el leitmotiv del hecho es el deseo de transparentar y modernizar la estructu­ra institucional para así proteger a la misma de las personas y no a la inversa como se venía haciendo en anteriores administracio­nes, aclara.

El esquema que plantea Domínguez es el siguien­te: Por medio de la amis­tad entre Aldo Zuccolillo y Nicolás Leoz, el primero a través de sus empresas, el banco Atlas que recibía los fondos provenientes de la Conmebol reinvertía los mismos en ambiciosos proyectos inmobiliarios que en total suman unos 2.500, construidos por la otrora Constructora Atlas, perjudicando al deporte, ya que ese dinero debería de utilizarse para mejorar el rendimiento del fútbol. Explicó lo anterior con un ejemplo: los US$ 140 mi­llones distribuidos en los 10 países miembros de la Conmebol serían unos US$ 14 millones para la APF y, por lo tanto, a cada club de Primera División le corres­pondería US$ 1,16 millones para cada uno, sin embargo nada llegó.

Por otra parte, Domín­guez continúa su descargo señalando que hace dos semanas atrás en medio de la organización previa a la Copa América Brasil 2019, recibe la información de un importante grupo del Brasil aclarando que la em­presa había adquirido los derechos de transmisión televisiva de todos los par­tidos de la Copa por medio de un contrato firmado tanto por Nicolás Leoz y Eduardo De Luca y que él, Domínguez, no posee di­cha documentación en su archivo, se enteró de esa manera tan peculiar.

Al mismo tiempo el actual presidente de la APF de­nuncia que el lerdo proceso judicial perjudica de igual forma al esclarecimiento de los hechos, ya que todo banco comercial al recibir un fondo a partir de US$ 10 mil debe poseer la do­cumentación que transpa­rente los fondos y que dicha información puede ser ob­tenida solo mediante orden judicial, ya que de otra for­ma el banco se ampara en la ley de secreto bancario.

Apenas un mes atrás el Departamento de Estado de los Estados Unidos había emitido un serio informe denunciando que el Para­guay se había convertido en un verdadero centro de lavado de dinero y que el Gobierno Nacional no está haciendo nada para reme­diarlo, denotando de esa forma la inutilidad de los organismos de control del Paraguay como el Banco Central del Paraguay y la Seprelad.

También podría gustarte