Las dudas sobre reforma impositiva de Trump

ANUNCIOS SIEMBRAN ESCEPTICISMOS

El pasado 26 de abril, el secretario del Tesorode EEUU presentó los “pilares” de la reforma impositiva del Gobierno de Donald Trump, un tema ya anunciado en campaña que generó en los mercados financieros una expectativa de eventual reducción de impuestos. Diversos cuestionamientos surgen en torno a las nuevas reglas que prometen implementar.

Según la Dirección Económica de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), todos estos puntos no pasan de ser anuncios de prensa y que aún no hay ninguna propuesta concreta. “Por esa razón el mercado recibió el tema con escepticismo”, mencionan en el análisis remitido al diario 5días.

A esto agregaron que los principales índices bursátiles cayeron apenas se hicieron los  anuncios. “Los fracasos en otras iniciativas económicas con paso por el Legislativo permiten inferir que los consensos políticos no son fáciles de construir”, agregaron.

OBJETIVOS DE LA REFORMA

Los objetivos que fundamentan dicha reforma son la aceleración del crecimiento económico

del 2 al 3%, así como la creación de empleos, la eliminación de la complejidad del sistema impositivo, reducción de la cantidad de deducciones del sistema, más ahorros para la clase media, y hacer más competitivo el entorno empresarial.

Entre los cambios se habló de pasar de 7 tramos impositivos a 3 tramos (tipos de tarifas y tratamientos, según el sujeto pasivo), además de tener US$ 24 mil al año exentos de impuestos.

También incluirían deducciones básicas más amplias para individuosy familias con niños.

REBAJAS

Entre las simplificaciones que implicaría la reforma anunciaban que las deducciones fiscales que benefician a las rentas más altas serían eliminadas a cambio de rebajas en las tarifas, deducciones hipotecarias y en beneficencia se mantendrían, se eliminarían los impuestos a las herencias, así como impuestos al capital.

IMPUESTOS A SOCIEDADES

Sobre los impuestos a las sociedades, las tarifas se reducirían del 35 al 15. Además, se propone que las empresas que decidan repatriar beneficios, verían “multas” más benévolas. A los cuestionamientos se suman desacuerdos en torno a la baja tarifa, sobre lo que señalan que “puede incentivar el público a crear empresas de ‘papel’ simplemente para beneficiarse”.

Para ellos, la propuesta impositiva no apunta a incentivar la productividad del factor labora y que los beneficios son para el factor capital.

“La propuesta impositiva no apunta a incentivar la productividad del factor laboral, punto que es objeto de preocupación hace ya varios años. Los beneficios son para el factor capital”, finalizan en su análisis.

También podría gustarte