El grado de inversión tendrá que esperar más

La calificadora inter­nacional Standard & Poor’s mantuvo la cali­ficación de Paraguay en BB con una tendencia “Estable”. Esto lo sigue posicionando al país a dos peldaños del grado de inversión tan anhe­lado por el Gobierno y un gran grupo de analistas. La nota actual por parte de la agencia viene dada desde hace más de 3 años sin mostrar avances sig­nificativos en materia de inversión.

Entre las razones por la cual Paraguay no ha po­dido lograr avanzar den­tro del rating crediticio es debido a la debilidad institucional que obser­va la agencia, las cuales no son posibles solucio­nar en el corto plazo.

Por el lado de los fac­tores fundamentales de calificación, las debili­dades del país se centran en la evaluación econó­mica e institucional en donde se han obtenido una puntuación de debi­lidad y, en este sentido, la contribución monetaria también es débil.

Para una posible suba la calificadora sugiere una formulación de políticas públicas que fortalezcan la eficacia y disminuyan los riesgos externos gra­cias a la diversificación de la economía. Adicio­nalmente con un fortale­cimiento de las políticas monetarias que fomen­ten un declive de los ni­veles de dolarización.

En cambio una reduc­ción en la nota podría ocurrir si se observa una crecida en el déficit fiscal o una fuerte depreciación monetaria del guaraní.

Las proyecciones de Standard & Poor’s esti­man que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) se ubique en torno al 4% para este año debido a las fuertes re­sultados que se esperan en el sector agropecuario y un fortalecimiento en la inversión privada que ayuden a conducir la ex­pansión económica.

En este sentido, para el PIB per cápita estiman un aumento del 2%.

También podría gustarte