El mal clima también llegó a las construcciones

El sector de la construcción busca reactivarse luego del fenómeno hí­drico, sin embargo las persistentes lluvias conti­nuarán, según la Dirección Nacional de Meteorología.

Días con constantes pau­sas atraviesan las obras que están siendo ejecuta­das en la capital del país así como en otras ciuda­des, estos paros se deben a las constantes lluvias registradas. El retraso obliga a postergar o parar las actividades.

El sector atraviesa un pe­ríodo en donde las lluvias son una constante a causa del fenómeno climático “El Niño”.

“El clima afecta drás­ticamente al sector de la construcción, cuando se están haciendo los trabajos preliminares a campo abierto afecta mucho por el paro de las maquinarias, cuando el terreno tiene mucho ba­rro, inclusive cuando las obras están más avanza­das también afecta por el ausentismo que genera en los trabajadores, todo esto ralentiza el ritmo de la construcción, es muy difícil coordinar los tra­bajos y tener un avance de obra importante”, ex­plicó Alfredo Heraso, del grupo Barcelona.

En un 50% se frenan las actividades cuando las obras presentan un avan­ce, sin embargo cuando se encuentran trabajando en la base los retrasos son del 100%.

“Si se trabaja en el pozo, si deja de llover, el agua continúa y aunque se sa­quen con bombas siem­pre existen problemas, porque la máquina en un terreno resbaladizo tra­baja muy mal”, sentenció Heraso.

Por otro lado, las per­sistentes lluvias afectan además a la distribución y venta de materiales de construcción. Referen­tes del sector aguardan la mejora del clima para ini­ciar nuevamente las acti­vidades del sector.

También podría gustarte