La creatividad y el liderazgo no pueden ser automatizados

Un puesto laboral es una necesidad y preocupación actualmente; conseguir un trabajo es un desafío por la competencia con los pares, pero ¿qué pasa si se compite con robots o softwares?

Según un informe de PWC, veinte años atrás había menos de 700.000 robots industriales en todo el mundo. Hoy en día existen 1,8 millones y el número podría elevarse a 2,6 millones en 2019. Los robots también han entrado en el campo de los servicios, la encuesta realizada a más de 5.000 miembros del público en 22 países para averiguar lo que piensan acerca de algunos de los mismos problemas que se planteó con CEOs: 79% cree que la tecnología hará que la pérdida de empleos en los próximos cinco años crezca. La pregunta que surge es cómo se podría dar esto y de qué manera esta competencia puede afectar al trabajador común, el obrero o el oficinista.

Rodrigo Arturi sentó su postura como director ejecutivo de la consultora Initiative, mencionando que es imposible frenar la renovación o automatización de ciertas labores, dando paso a los robots o softwares, pero destacó que este “cambio” se ha dado a lo largo de los años, poniendo como un ejemplo las herramientas de carga o excavadoras que suprimieron el trabajo a pulso del hombre, aclaró que la clave es encontrar un equilibrio entre ambas partes. La esencia radica en que el hombre jamás podrá ser reemplazado en la totalidad en una empresa; refiriendo así que en caso de que esas actualizaciones se realicen, el trabajador deberá cambiar su nivel de trabajo o dedicarse a otro rubro donde, sin lugar a dudas, se abrirá campo, menciona Arturi.

CARGOS

Cabe destacar que la robotización no va enfocada a todas las áreas dentro de una empresa; se utilizaría más en sectores que son automatizables, como tareas sistemáticas y de rutina, como control de entradas y salidas, registro de inventario o listado de logística, tareas que de alguna manera es realizada por mano de obra humana, pero no así las funciones claves dentro de las empresas, como liderar, proyectar mensajes o llevar a cabo trabajos de seguimiento.

La atención personalizada es actualmente un valor que a las empresas distingue y les genera un valor extra dentro del mercado ya que la atención al cliente cuanto más humana ser a mejor funciona.

La creatividad y la innovación son fundamentales en el modelo de empresa actual, por lo cual trabajos como los de diseño, marketing o todo lo que implique un liderazgo están muy lejos de ser reemplazadas.


También podría gustarte