Los hábitos correctos para el cuidado de los riñones

Muy pocas personas conocen la importancia de los riñones y lo que significan para nuestro organismo. El Instituto de Previsión Social re­fiere que es necesario aprender a protegerlos, ya que estos órganos son los encargados de filtrar la sangre y eliminar los desechos que genera nuestro cuerpo.

Muy pocas personas conocen la importancia de los riñones y lo que significan para nuestro organismo. El Instituto de Previsión Social re­fiere que es necesario aprender a protegerlos, ya que estos órganos son los encargados de filtrar la sangre y eliminar los desechos que genera nuestro cuerpo. No cui­darlos adecuadamente puede tener consecuen­cias como la enfermedad renal crónica.

CONTROL

Para intentar evitar cualquier enfermedad renal es necesario llevar una dieta sana y hacer ejercicio diario, así como controlar la hipertensión y la diabetes en aquellas personas que tengan es­tas patologías. Con ello estaríamos dando un paso importante para mejorar la salud de los riñones y nuestra calidad de vida.

El sedentarismo y la alimentación poco sana perjudican a los riñones, por ello es importante dedicar una hora de ac­tividad física diaria, así como seguir una serie de hábitos alimenticios fa­vorables.

Entre las pautas que se dan para mejorar la ca­lidad de vida de los riño­nes, se recomienda beber abundante agua durante el día y evitar el consumo excesivo de bebidas al­cohólicas ya que causan deshidratación.

CAUSANTES

La obesidad puede cau­sar esta enfermedad de varias formas. Por un lado, puede contribuir indirectamente, indu­ciendo o empeorando la diabetes y la hiperten­sión.

Por otro lado, también podría causar daño renal directamente, poniendo una carga indebidamen­te alta sobre los riñones y también causando cam­bios metabólicos dañi­nos como inflamación y oxidación.

Asimismo, la obesidad ha sido también recono­cida como factor de ries­go para padecer cálculos renales, así como para varios tipos de cáncer como el renal.

PROBLEMA

El principal problema de la enfermedad renal crónica es que en la ma­yoría de los casos no pre­senta síntomas hasta sus fases más avanzadas, y por lo tanto, hace muy complicada su detección y diagnóstico.

Por ello es muy impor­tante hacer controles analíticos periódicos para detectar a tiempo esta enfermedad, especial­mente en personas de riesgo, como los obesos, hipertensos o diabéticos.

 

También podría gustarte