Gestión logística comercial global (LCG)

Juan Carlos Muñoz Menna

 Socio del Club de Ejecutivos

La palabra logística proviene del vocablo griego Logisteou, que significa administrar. Originalmente fue empleado en el ámbito militar hasta la segunda guerra mundial para gestionar abastecimientos (tropas, equipo y vituallas). Posteriormente, a partir de 1945 se difunde su uso en el ámbito civil, definiéndose en una acepción muy simple como la gestión sistemática de cualquier actividad humana. Aplicada a las transacciones comerciales externas (exportaciones e importaciones), surge la logística comercial internacional (LCI), en calidad de una nueva disciplina (década de los ‘80). Ella deviene con el proceso de globalización y liberalización comercial de los años 90 en la actual LCG, que se le defina como:
“Gestión sistemática de los bienes para que, causando el mínimo impacto ambiental, se haga llegar al cliente la cantidad acordada, con las características requeridas, al lugar convenido, con el menor costo total y en el tiempo estipulado, para satisfacer las necesidades del consumidor en el mercado objetivo, justo a tiempo (JAT) y con calidad total”.
Dentro del proceso de globalización, factores exógenos y endógenos afectan directa o indirectamente a todas las empresas a nivel mundial y esto puede definir su desarrollo comercial. Así, el mega entorno mundial, el macro entorno suramericano y el meso entorno paraguayo, respectivamente, se convierten en determinantes de la competitividad del micro entorno empresarial y de la misma existencia y supervivencia de la empresa, tanto para Mypes, Pymes, como para grandes empresas.
Manejo de bienes: producción, comercio y distribución /transporte.
Como eje del proceso mercantil, la producción se abastece de insumos nacionales o extranjeros (importaciones), para su venta al mercado nacional o extranjero (exportaciones). Esto conlleva una comercialización y distribución de entrada y otra comercialización y distribución de salida, con los clientes abastecedores y los clientes compradores, respectivamente. Un manejo integral de la empresa debe necesariamente involucrar a estas tres funciones claves, con el soporte de las otras funciones (finanzas, recursos humanos, etc.). Es insuficiente que la empresa opere con un desarrollo de funciones yuxtapuestas ya que ello afecta seriamente su competitividad.

La logística viene a constituir el hilo vinculante y conductor que horizontal y verticalmente relaciona todas las funciones para un gerenciamiento eficiente y efectivo
Un análisis integral de cada expedición comercial que refleje decisiones concertadas consensuadamente entre todos los operadores, será la clave de una estrategia óptima. Habrá que orientar el desarrollo de la empresa, cambiando el enfoque usual hacia procesos, por un enfoque logístico hacia sistemas en el que cada operación sean componentes interrelacionados e interdependientes. Así se podrán revertir los elementos negativos y estrategias operativas de lo que modernamente se denomina el círculo vicioso.

Operadores económicos (entidades estatales) y comerciales (empresariado asociativo e individual) en todos los países, deben actuar conjugadamente a fin de lograr optimizar logísticamente sus transacciones comerciales externas. Este enfoque los ubicará dentro de los cánones modernos del denominado círculo virtuoso de un buen manejo y gestión de un planeamiento temporal (objetivos indefinidos de corto plazo y manejo tradicional) por un planeamiento sostenido (objetivos consolidados de largo plazo y manejo innovativo), una sinergia empresarial esporádica y eventual (gestión e intercambio insuficiente de aportes entre ejecutivos y operativos) por una sinergia empresarial permanente y continua (gestión e intercambio consensuado de aportes entre ejecutivos y operativos), y una coordinación aleatoria inter-agentes (acuerdo ad-hoc con operadores económico-comerciales) por una coordinación concertada inter-agentes (acuerdo mancomunado con operadores económico-comerciales).

Asimismo, por una gestión ineficaz de la transacción (mantenimiento de metas previstas ex-ante de la transacción comercial) por una gestión eficaz de la transacción (optimización post-facto de metas logradas en la transacción comercial), y una medición ocasional de desempeño (uso de parámetros referenciales) por una medición sistemática de desempeño (uso de indicadores de logro).

También podría gustarte