Mafado, una marca que apunta a conquistar el mercado

Nathalia Llerena

[email protected]

Arrancar de cero con una firma propia y ganarse un prestigio en el merca­do nunca fue tarea fácil y mucho menos en un ru­bro bastante competitivo como lo es la construcción. Sin embargo, mientras el estandarte de la empresa sea la calidad, un trabajo honesto y responsable, sumado al talento y ex­periencia, todo es posible. Así lo señalan el ingenie­ro Marco Facetti y Carlos Cortés, que hoy lideran la constructora Mafado SA.

Hoy reconocido por ser parte de la construcción de edificios como el An­cora, hoteles como el Five by Rocheste y el Esplen­dor, entre otros. La firma arrancó a mediados del 2007, como una uniper­sonal dirigida por Facetti, quien, en paralelo a su tra­bajo en una constructora privada, realizaba proyec­tos pequeños.

Tiempo después decidió dedicarse de lleno a la fir­ma, gracias a la experien­cia adquirida en trabajos anteriores logró ser parte de –en ese entonces- la puesta en obra del hotel Esplendor, posteriormen­te en el hotel Five, donde trabajó junto a Cortés; cuando se dieron cuenta que tenían una armóni­ca sintonía y uno podía complementar al otro en cuanto al trabajo conjunto que exige el sector. Ade­más de un entendimiento de principios y valores que creó el contexto ideal para asociarse, según mencio­nó Facetti.

Asimismo, resaltó que desde entonces el trabajo en conjunto potenció el crecimiento y permitió brindar un servicio más integral (proyectar, cons­truir, gerenciar y fiscali­zar).

Por su parte, Cortés men­cionó que uno de los pun­tos que los hizo congeniar es el deseo de generar un crecimiento sostenible, ser una empresa que per­dure en el tiempo, pero siempre como resultado de un trabajo bien hecho.

“Lo más importante es un cliente satisfecho más que nada, y esa es la polí­tica que nos abre puertas”, añadió.

 

INNOVACIÓN

Dentro del contexto de lo desafiante de la industria, la constante apuesta por la tecnología se volvió tras­cendental para el trabajo; de allí que entendiendo esto, Mafado también in­corpora tecnología e inno­vación en su día a día.

Desde hace un año apro­ximadamente incorpora­ron un sistema de software revit, interconectar toda la información proyectan­do en tres dimensiones y al mismo tiempo en dos, desde el proyecto; a fin de ajustar los detalles y pre­ver contratiempos antes de la obra. Lo que a su vez permite al cliente tener una idea más clara de lo que será construido y evita posibles sobrecostos.

El objetivo es estar a la vanguardia de todo lo que es tecnología, afirmaron.

 

TRANSICIÓN

Como toda empresa, arrancaron con proyectos pequeños, pero el trabajo duro los llevó a pasar de hacer casas, obras chicas a grandes proyectos hote­leros y más. Actualmente están con casi 10 obras en ejecución y otros en pro­yectos de construcción, entre ellos galpones in­dustriales y centros logís­ticos.

Sin embargo, los ejecu­tivos resaltaron que están abiertos a distintos tipos de trabajo, que si bien el objetivo es seguir involu­crándose en obras de gran envergadura, no olvidan que fueron las pequeñas las que les permitieron esta transición y también dedican el mismo esfuerzo y trabajo duro por proyec­tos más pequeños.

Por otra parte, señalaron que aunque por el mo­mento el trabajo se con­centra en Asunción y Gran Asunción, también están preparados para salir por más puntos del país.

 

APUESTA AL  TALENTO JOVEN

La edad muchas veces se convierte en un arma de doble filo, pues en oca­siones se subestima la experiencia o capacidad. Sin embargo, también es un valor que trae consigo nuevos puntos de vistas e innovación en general. Tanto Facetti como Cor­tés así lo supieron ver y desde jóvenes se lanzaron al ruedo para competir con grandes marcas y de­mostrar lo que esta nueva generación es capaz de hacer. Mientras también apuestan por otros jóvenes brindándoles la oportuni­dad de conformar el plan­tel de colaboradores de la empresa.

También podría gustarte