Economía para todos, una asignatura imprescindible

Por José Zalazar @jofrazalazar

Es bien sabido que la ignorancia es la madre de todos los males y es que hay una relación directamente proporcional entre el dominio de un tema y las repercusiones que ésta tendrá sobre la persona. Por ejemplo, hay una relación entre los conocimientos médicos que se tenga y el estado de salud de la persona y, por supuesto, entre la educación financiera y la situación económica de la persona.
ECONOMÍA Y PROSPERIDAD

No es de extrañar que los países con mejor pasar económico sean aquellos donde la gente tenga mejor educación financiera. La buena noticia es que hay muchas webs, libros, artículos, etc. que pueden ayudar a aumentar todo lo referido a conocimientos en materia económica. En ésta área hay varios autores que brillan por el mundo, pero hay uno que sobresale de entre todos y estará en Paraguay próximamente en un evento auspiciado por 5días, Robert Kiyosaki, un estadounidense que vio como muchas personas fracasaban económicamente, incluso él en sus inicios, por no tener un buen manejo de sus finanzas a raíz de carecer de formación específica que no enseñan ni en la escuela ni en la universidad.
Los conceptos económicos pueden ser explicados de tal manera que cualquiera pueda entenderlos y manipularlos, sin ser economista, en este aspecto una eminencia como el catedrático de Berkeley Kenneth Galbraith y su obra “El dinero” describe de una manera fácil de entender el proceso por el cual se genera dinero en EEUU y en el mundo. Hoy en día el dinero en circulación, el que es tangible con los billetes, representa sólo el 5% del total que circula mayormente en forma electrónica en transacciones bursátiles por todo el mundo.

El mismo Kiyosaki insiste que para mejorar la salud financiera del bolsillo sólo hace falta distinguir básicamente entre dos conceptos: el activo y el pasivo, es decir entre aquello que nos da dinero y aquello que nos quita dinero respectivamente, así se explica el éxito económico de muchas personas que no accedieron siquiera a la educación formal pero como toman decisiones económicamente correctas acumulan patrimonio.

Daniel Kahneman, Profesor de Psicología en la  Woodrow Wilson School of Public and International Affairs de Princeton University,  Fotografo: Jamie Rector / Bloomberg News

La economía como tal es una ciencia social, por lo tanto está fuertemente ligada a otras humanidades como la psicología, en este aspecto no hay mejor exponente que el psicólogo israelí Daniel Kahneman quien en el 2002 ganó el premio Nobel de Economía por su contribución a la comprensión de la conducta irracional del mercado. Y es que justamente si las decisiones económicas fueran fáciles no existiría pobreza, pero justamente son difíciles porque el ser humano es de naturaleza irracional, está dotado de sentimientos e instintos que muchas veces interfieren en nuestras decisiones y, por ende, en nuestros bolsillos. De ahí que otro gurú de las finanzas y autor de varios best sellers, Warren Buffett, atina completamente al afirmar que si uno no puede controlar sus sentimientos, no podrá controlar su dinero. Tan simple, tan difícil.

También podría gustarte