La seguridad ilusoria de los bancos

EN ÚLTIMOS 6 AÑOS, ENTIDADES BANCARIAS DUPLICAN SUS CARTERAS DE DEUDAS, SEGÚN DATOS DE S&P

Expansión, España

Siempre resulta tentador relegar las tareas más deprimentes al final de la lista. Diez años después de que BNP Paribas marcase el inicio de la crisis financiera congelando fondos, los bancos de Europa son más pequeños y están más limpios.
Los esfuerzos para mejorar la solvencia han reducido los activos totales y los negocios no fundamentales. Sin embargo, la relación entre los bonos soberanos y los bancos que agravó la crisis sigue intacta.

DEUDA NACIONAL
Los lazos, más bien, se han reforzado. Entre 2008 y 2016, los bancos duplicaron sus carteras de deuda nacional, según los datos de S&P. Solo tres países (Alemania, Holanda y Luxemburgo) poseen calificaciones crediticias AAA. Pero bajo las normas actuales, los supervisores locales pueden permitir a los bancos no reservar capital para protegerse frente a las pérdidas potenciales sobre los bonos de un país. Incluso la deuda pública griega puede considerarse oficialmente “libre de riesgo”.

ILUSIÓN
La idea de que ningún bono público conlleva riesgos es ilusoria. Los bonos alemanes podrían merecer la calificación de riesgo cero, como reflejo de la solidez económica. Asumir lo mismo en el caso de la deuda portuguesa o española crea una falsa impresión sobre la fortaleza de los balances de los bancos.

PONDERACIONES
Aplicar ponderaciones de riesgo sería sensato, pero también doloroso. En Europa, las ratios de capital básico Tier 1 (CET1) han aumentado al 13,7% de media. Si se aplicasen ponderaciones a la deuda soberana, el referente se debilitaría de forma preocupante en algunos casos.
Las carteras de deuda soberana son más grandes en aquellos países con sistemas bancarios frágiles y ratings débiles. La deuda soberana nacional en manos de bancos alemanes equivale al 8,9% de los activos totales. En Italia es del 13,8%.
Si se aplicasen las sugerencias sobre ponderaciones de riesgo del Comité de Basilea a los bonos italianos, la ratio CET1 de UniCredit podría caer del 10,33 al 8,96%. La ratio CET1 del Banco Nacional de Grecia podría desplomarse del 15 al 6%, según los datos de S&P Global Market Intelligence.

CAPITAL
El mecanismo europeo de estabilidad calcula que los mayores bancos de la UE necesitarían otros 31.000 millones de euros de capital nuevo si los bonos soberanos perdiesen su condición de libres de riesgo.

También podría gustarte