Si las mujeres mandan las empresas ganan

Por José Zalazar @jofrazalazar

Según un estudio publicado por Ernst & Young sobre 22.000 empresas que cotizan en bolsa de 91 países, más mujeres en puestos directivos puede significar menores pérdidas y, por lo tanto mayores ganancias. El 60% de las empresas del estudio no tenía mujeres en la junta directiva ni en puestos ejecutivos. Sólo el 5% tiene a una mujer en la presidencia.

El estudio concluye en que un incremento de la participación femenina de cero a 30% se asocia con un aumento del 15% en la rentabilidad. El estudio también comprobó que la licencia obligatoria por maternidad no se correlaciona con una mayor cantidad de mujeres líderes, pero sí las políticas de permisos por paternidad. Cuando cuentas con una serie de políticas de apoyo, como los permisos por paternidad que le permiten a las mujeres tener hijos y conservar sus carreras, casi sin cambios, se puede ver una mayor cantidad de mujeres que llegan hasta lo más alto.

NEUROECONOMÍA

 

Aldo Rusticchini, psicólogo, economista y filosofo de la universidad de Cambridge, Inglaterra.

Por otra parte, para el neuroeconomista de la Universidad de Cambridge, Aldo Rustichini,la respuesta del por qué hacen falta más mujeres en la economía está en nuestras manos, literalmente. Rustichini descubrió que la testosterona, que está muy presente en hombres, ayuda por un lado a obtener ganancias en los negocios pero asumiendo riesgos muchas veces innecesarios, algo característico en los hombres.

Rustichini constató lo anterior al descubrir que hay una relación entre la extensión de los dedos índice respecto al anular de exitosos operadores bursátiles de la city londinense. La diferencia de extensión se debe a la mayor segregación de testosterona en estos operadores que los hace más agresivos pero más vulnerables al riesgo.

Fabiana Mersán, consultora de negocios en Paraguay, indica que localmente el ingreso de las mujeres a los directorios irá en aumento conforme la generación millennial vaya tomando protagonismo, aunque actualmente hay muchos casos de éxito y culmina diciendo: “en mi contexto nunca me sentí discriminada”.


También podría gustarte