Los grandes boliches tradicionales dieron paso a otros modelos

TENDENCIA DE LA MOVIDA NOCTURNA ACTUAL

Luz González

[email protected]

Sin duda las discotecas guardan un montón de historias, ya sean de amor, de ruptura, de celebra­ciones, de reencuentros, razón por la que repasar nombres de aquellos em­blemáticos boliches que ya no están, desencadenan conversaciones de no aca­bar que terminan trans­portándonos a las memo­rables pistas de baile que dejaron de existir.

Hace 20 años (y más) atrás, la noche asuncena del entretenimiento con­sistía en un mercado con menos opciones, pero de cierto modo más sofis­ticado, algunos nombres que más se recuerdan de esa época son Capricor­nio, Caracol, Mouse Can­tina, entre otros, boliches con gran capacidad que dictaban el ritmo de la di­versión.

MOVIDA DE POLOS

En conversación con Pa­blo Tomé, director de EMG, de la cual hace parte Co­yote, señaló que aparte del crecimiento de la pobla­ción y el auge de la clase media, se dio una movida importante de ciertos po­los de entretenimiento.

“La movida de los bares es muy fuerte, antes los bares se usaban de previa, hoy se usan para pasar toda la noche. Hay un há­bito de ir a un bar a pasarla bien y pasarla largo, no es más a tomar 2 cervezas para luego ir a bailar”.

LA CLAVE ES RENOVARSE

Tomé destacó que esto obligó a las discotecas a re­novarse, pero no solamente en cuestiones de infraes­tructura.

“Hay discotecas que mu­rieron con sus clientes, llámese clientes a aquel que empieza a bailar a los 18 años, a los 25 se casó, la discoteca duró 3 a 5 años, ya que no supo renovar su masa de clientes. Por eso las discotecas hoy día tie­nen que ser suficientemen­te atractivas para todas las edades y de ese modo cap­tar nuevos clientes en cada temporada”, enfatizó.

EL COSTO DE UNA SALIDA

Por otra parte, en cuanto al gasto promedio que el paraguayo está dispuesto a invertir en una salida, expresó que oscila aproxi­madamente entre los G. 100 mil.

“Hay que tener en cuenta que ese G. 100 mil él tiene que elegir dónde gastarlo, si lo gasta en un restaurant, en un bar, o sale a bailar; esto te da la pauta de que los tiempos cambiaron”.

CARRERA DE DISTANCIA

Finalmente, refirió que para lograr el éxito de un local nocturno tiene que ser visto como un negocio.

“Es un negocio muy sa­crificado y competitivo, un negocio que no es para cualquiera. Hay que estar en la industria, conocer los altibajos, los vaivenes y las cuestiones cíclicas, es una carrera de distancia, no de velocidad, ya que siempre tiene sus altos y sus bajos; por eso es importante que el empresario sepa que hay momentos buenos y no tan buenos”, concluyó.

También podría gustarte