Inspiración para el negocio propio nació en un campo de arroz

Las tradiciones familiares son aquel grupo de valores que porta cada familia de generación en generación. El amor al campo es lo que caracteriza a la familia Invernizzi, ese fue el mo­tor principal para el na­cimiento de Arroz Inver­nizzi.

Con investigación y varios estudios de campo previos, Fabrizio Inverni­zzi se abocó a la tarea de emprender, pero con un punto particular: la dife­renciación.

Fabrizio comentó a 5días que importaron la semilla de Japón y decidieron vol­carse a ese rubro porque el objetivo principal era convertirse en la prime­ra empresa encargada de producir arroz de grano corto, producto al que solo se puede acceder impor­tando y con un costo bas­tante elevado.

INVERSIÓN

La inversión para la es­tructuración y apertura de la planta para la producción de Arroz Invernizzi fue de G. 200 millones, Fabrizio mencionó que para la finan­ciación del emprendimiento tuvo que acudir a un présta­mo bancario, con ayuda de fondos propios que se suma­ron para lograr el objetivo.

DIFICULTADES

Una de las dificultades que debió sortear -y que lamentó Invernizzi- fue la burocracia existente, acotando que el proceso de registro de marca tuvo una demora de un año y el registro sanitario aproxi­madamente 7 meses para la posterior habilitación que conllevaría la salida al mercado de estos produc­tos.

FACTOR DIFERENCIAL

Una de las fortalezas de la marca es la caracte­rística particular de los granos de arroz, granos que anteriormente solo se podían conocer a través de marcas extranjeras, pero que actualmente se con­siguen gracias a este em­prendimiento nacional. “El arroz que producimos es de grano corto que se utiliza para comidas más gourmet, como risottos o sushi”, mencionó el pro­pietario.

CONSEJO

Fabrizio definió a la pala­bra éxito como sinónimo de perseverancia y con­vicción, agregando que cuando uno tiene la idea fija de emprender debe caminar hacia delante en busca del objetivo.

También podría gustarte