Clase X de Mercedes-Benz, la primera Pick Up Premium

La primera Pick Up Premium ya tiene vida en Europa y aún se debe esperar un buen tiempo para que llegue a Latinoamérica.

Cesar Insfrán – [email protected]

La primera Pick Up Premium ya tiene vida en Europa y aún se debe esperar un buen tiempo para que llegue a Latinoamérica.
Mercedes-Benz ya mostró en Chile su nueva Clase X, que llegará a nuestro país a finales del 2018 o inicios del 2019.
En Santiago, la capital de Chile, Mercedes-Benz ha facilitado a periodistas de todo el mundo la posibilidad de probar las diferentes opciones de su nuevo producto en el competitivo segmento de las Pick Up. Se trata de la ya denominada Clase X.
Allí, entre todos los principales medios del mundo también estuvo Paraguay, uno de los países en donde la marca alemana goza de una gran popularidad.
La experiencia de asistir al test Drive internacional de la nueva de la nueva Clase X, fue espectacular, porque mucha gente que desee ya tener en su poder esta camioneta la deberá esperar hasta finales del 2018 o inicios del 2019.
ADN DE MERCEDES
La nueva pick up de Mercedes presenta las características propias del modelo alemán, como tratándose de un automóvil o una SUV de cualquiera de sus clases.
Su frontal identifica que se trata de un producto de la marca de la estrella y la ansiedad que teníamos en torno al producto la despejamos rápidamente. Tomamos una versión 250 D intermedia con caja manual y luego la full automática 4×4, que quizás sean a las que más apunta el mercado paraguayo.
A bordo de la camioneta, pudimos comprobar que la suspensión entrega un excelente confort de marcha, mejorándose incluso el esquema trasero multibrazo con resortes helicoidales en lugar de los elásticos, que viene de la Nissan Frontier. Se ve que la gente de Mercedes lo ha mejorado, dándole un toque especial que uno lo siente rápidamente.
Estos cambios se aprecian incluso con las cubiertas de perfil bajo que se calzan en llantas de 19 pulgadas en esta versión tope de gama.
La Pick Up nace sobre la Frontier de Nissan, que igualmente ha dado vida a la Renault Alaska.
Tiene 5,4 metros de largo (medida estándar del segmento) y la caja puede cargar 1,1 toneladas.
El 2.3 diésel con doble turbo con 190 caballos, tiene una marcha suave y progresiva. Su consumo está acorde a lo que indica Mercedes y su caja automática está bien relacionada. La manual tampoco desprecia suavidad en su marcha y comportamiento.
Mercedes anuncia 11,8 segundos para el 0 a 100 y una máxima de 175 km/h.
INTERIOR DE LUJO
La Mercedes tiene de todo en materia de confort, con un tablero y una pantalla central que concentra multimedia, seteos, navegación o las imágenes de las cámaras 360, que te muestran el movimiento del vehículo como desde un drone y todo se maneja desde la ruedita del típico sistema Command de la marca ya que la pantalla no es táctil.
En síntesis, la nueva Clase X de Mercedes-Benz -que la esperaremos con ansias como muy pronto en 2018- se convertirá en otra escala de alternativa en un segmento que en nuestro país tiene una abierta competencia.

También podría gustarte