Lula, el robacorazones, sigue en campaña pese a condena

LA GENTE LO ACLAMA Y LE DA MARGEN PARA COMPETIR

A un año de las elecciones en Brasil, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva está en plena campaña y es recibido como una estrella del rock por multitudes en una reciente gira por el es­tado de Minas Gerais.

MANIFESTACIÓN

“¡Lula, ladrón, me robaste el corazón!”, decía una de las pancartas en una ma­nifestación en la ciudad de Diamantina. En cualquier momento, sin embargo, los sueños de un regreso al poder podrían derrum­barse, si un Tribunal de Apelaciones decide que el expresidente robó más que eso y confirma la condena del líder izquierdista por cargos de corrupción.

VENTAJA

Quizás el mayor interro­gante que se cierne sobre las elecciones de 2018 es si Lula, que actualmente tiene una ventaja de veinte puntos sobre su rival más cercano en las encuestas de opinión, podrá partici­par. Una amenaza inmi­nente tanto para su liber­tad como para su carrera política radica en un Tribu­nal de Apelaciones, com­puesto por tres jueces, que actualmente revisa una sentencia de nueve años y medio. No hay una fecha límite para la decisión. Aun cuando el Tribunal anule el veredicto de culpabilidad, Lula enfrenta otros cinco procesamientos pendien­tes y tres investigaciones policiales. De acuerdo con la Ley de “ficha limpia” de Brasil, ninguna persona a quien se le confirme una condena puede postular a un cargo público durante ocho años.

También podría gustarte