NIIF 15 – Ingresos procedentes de contratos con clientes

Opinión | Cr. Arnaldo Velázquez | Gerente de Auditoría de Amaral & Asocociados

¿Están preparadas las empresas para los cambios en los criterios contables de reconocimiento de ingresos?
Si bien en Paraguay la emisión de estados financieros con base en Normas Internacionales de Información Financiera (NIIFs) no es requerida legalmente, ya sea por requerimientos de su controlante del exterior a efectos de consolidación o para su presentación a entidades reguladoras o financieras del exterior, son cada vez más las empresas que se encuentran con la necesidad de presentar sus estados financieros bajo dichas normas internacionales.

En particular, a partir del 1 de enero de 2018, las empresas que presentan sus estados financieros de acuerdo con las NIIFs deberán realizar cambios importantes en el procedimiento contable de reconocimiento de sus ingresos de actividades ordinarias procedentes de contratos con clientes, cuyo objetivo, alcance, criterios de reconocimiento y medición, presentación y revelación se encuentran establecidos en la nueva NIIF 15 “Ingresos de Actividades Ordinarias procedentes de Contratos con Clientes”.

La NIIF 15 presenta de forma integrada los requerimientos que son aplicables y sustituye a las normas anteriores de reconocimiento de ingresos, específicamente a la NIC 18 “Ingresos de actividades ordinarias” y a la NIC 11 “Contratos de construcción”, así como otras interpretaciones.

Los cambios más importantes que introduce la NIIF 15 se refieren a:
El momento en que se imputan los ingresos, ya que bajo la norma que ha estado vigente hasta ahora (NIC 18) se establece un margen al juicio profesional importante para el reconocimiento de ingresos. Sin embargo, la NIIF 15 contiene reglas más estrictas y plantea casuísticas específicas.

EJEMPLO
Un ejemplo de este cambio se observa en el caso de la entrega de un bien en la que la titularidad se transfiere en el momento de su envío al cliente sujeto a una condición de indemnización a favor del cliente en caso de daños o pérdidas ocurridos durante el transporte.
Bajo la NIC 18, normalmente las entidades reconocían el ingreso en el momento de la entrega, considerando que hasta ese momento se estaba reteniendo un cierto grado de exposición a los riesgos y beneficios asociados con el bien.
Con la NIIF 15, la entidad debe evaluar si el control sobre los bienes se transfiere en el momento del envío o con la

entrega; si el control se mantiene hasta el momento del envío, se deberá evaluar si se debe asignar una parte del precio total de la transacción a un servicio diferenciado de “envío y cobertura de riesgos”, que se reconocería al prestarse dicho servicio.

CAMBIOS
Ante la necesidad de cambios en los sistemas de información y los procesos contables, se requerirá de un mayor desglose de la información. No obstante, el requerimiento de información adicional y detallada dependerá de la complejidad y de los servicios que las empresas generen y desarrollen. Este será el caso de las empresas inmobiliarias, de construcción y de telecomunicaciones, que por lo general determinan condiciones de venta de bienes y servicios variados y especiales.
Cambios en la presentación de la información financiera y su impacto en los indicadores clave de rendimiento, “covenants” de préstamos, planes de retribución, Ebitda, entre otros.
El principio fundamental que guía esta nueva norma es que una empresa debe reconocer sus ingresos ordinarios por el importe que refleje la contraprestación por la transferencia de bienes o servicios comprometidos con los clientes.
En un próximo artículo repasaremos los 5 pasos que las empresas deberán seguir para el análisis de los contratos con clientes a efectos del reconocimiento de los ingresos.

También podría gustarte