A Cartes solo le queda dejar ordenada la casa

El recuento del turbulento 2017 solo puede dar paso a un 2018 con cierta resignación política e incertidumbre por parte de la próxima administración del Ejecutivo, pero al presidente Horacio cartes solo le queda tratar de dejar en orden la casa que tomó como prestada al inicio de su administración como lo describió el analista político Benjamin Fernandez Bogado en su espacio de opinión 3×3 y de esta forma este medio recalca y recuerda su postura en cuanto a los abusos que se dieron durante este gobierno.

“Marzo se despidió con un lúgubre reflejo de 1999, menos letal que aquellas jornadas pero a la vez más intenso y salvaje. Invadir la sede de un Poder del Estado, saquear el recinto, destruir su equipamiento y prender fuego al edificio sin reparar siquiera en el puñado de ocupantes que aún lo ocupaba a esa hora de la noche del 31 son los componentes de una barbarie nunca vista en el Paraguay.

Lo advertimos desde el inicio: que la violación constitucional generaría un estado de caos y anarquía que solo podría contarse en destrozos, muertos y heridos. El daño a la República ya está hecho y los responsables son los 25 senadores que con alevosía se animaron contra todos a imponer una enmienda pergeñada en el más absoluto desprecio a la legalidad, la constitucionalidad y el respeto básico de las instituciones. No les importó nada de eso y la furia del viernes acabó en esa metáfora trágica: el incendio del edificio del Congreso”, ratificó de manera radical el analista político Benjamin Fernandez Bogado en la tapa editorializada de este medio.

En la misma se ratificaba además: “El país no debe olvidar su nombres y castigarlos cívicamente. La cobarde justicia tuvo en sus manos acabar con el problema antes que explotara la furia ciudadana. Debería haber sesionado de urgencia y declarar la ilegalidad de la resolución de la banda de los 25”.

“A los promotores y ejecutores de este acto contra la República no les importó ni la Asamblea del BID, el lanzamiento de la marca país y la inauguración del viaducto. Estaban muy seguros de que el crimen perpetrado contra la Constitución y los reglamentos no tendría consecuencias. Pues se equivocaron y grande”, expresó Fernández.

QUE LA GENTE DECIDA

En la misma tapa se editorializó además algo que el 17 de diciembre se pudo palpar dentro de las urnas de la manera en que en aquella tapa se idealizó de la mejor manera que se podía definir el poder de la gente, con la libertad que otorga la democracia en las urnas donde el oficialismo creyó podría triunfar a punta de compro de votos, atropellos y auto bombos. “El poder está en la gente y si ella se manifiesta, en democracia no queda otra que escucharla. Después del papelón internacional y la parálisis del Gobierno solo le queda a Horacio Cartes ordenar el retiro de su proyecto reeleccionario. Con eso se acaba y se atenúa la volcánica reacción popular. Se enojarán sus socios en esta aventura pero habrán salvado la República y probablemente el pueblo tenga piedad de ellos para acabar sus mandatos. Los 25 junto con Lugo siempre valdrán menos que la República toda. Han traicionado al país y que Cartes los traicione es un costo infinitamente menor que lo que puede venir aún”, era lo que Benjamín Fernández enarboló dentro de aquella postura.

La misma daba plumazo final enfatizando la importancia de que la gente decida y que si no lo hacía, “la irracionalidad y la criminalidad seguirán marcando los pasos de este país hermoso, joven y altivo al que no le gusta que sus administradores de ocasión se manifiesten por encima de ellos”, como lo describió Fernandez; de esta manera 5días, y el mundo pudo ver en unas elecciones marcadas por una diferencia importante cómo la gente decide y castiga.

También podría gustarte