En 7 años cayó el gasto de capital mientras sube el nivel de deuda.

 

De acuerdo a los datos del Ministerio de Hacien­da para el periodo (2011- 2017) el gasto de capital disminuyó en 2% llevan­do a cabo un promedio en los últimos 7 años, sin embargo, la deuda públi­ca total aumentó en pro­medio en un 18% para el mismo periodo.

COMPOSICIÓN

El gasto público se en­cuentra compuesto por 3 tipos de gastos, en primer lugar los gastos corrientes que compren­den las erogaciones no recuperables que se desti­nan a la remuneración de los factores productivos, adquisición de bienes y servicios, intereses por la deuda interna y externa, entre otros.

Luego están los gastos de capital, que corresponden a los gastos e inversiones que ayudan a formación de un capital fijo nuevo o existente para fines pro­ductivos. En tercer lugar, se ubican los gastos de financiamiento que no re­presentan una parte signi­ficativa del total de egresos y están determinados por las amortizaciones de los préstamos asumidos en los últimos años.

ANTECEDENTES

En el año 2011, antes de la primera emisión de bonos soberanos, el Gas­to Público llegaba a US$ 3.411 millones del cual, un poco más de la mitad, el 50,5% correspondía a gastos corrientes, el 47,7% representaba a los gastos de capital y tan sólo el 1,8% correspondía a gastos de finan­ciamiento.

EMISIONES

Según los últimos registros, la deuda pública alcanzó un valor de US$ 7.167 millones a diciembre del 2017, lo que representa un incremento del 14% en términos interanua­les.

En el año 2012, se dio un hecho bastante llamati­vo dentro de la clasifica­ción de los gastos de ca­pital, ya que si se toman los datos disponibles en el portal de Hacienda los egresos por capital la composición de gastos en este año fue del 25% en los gastos corrientes, un 73,7% de los gastos de inversión y 1,3% egresos por financiamiento.

Analizando la estructu­ra de los gastos de capital se aprecia que hubo dos gastos en el con­cepto de aportes de capital que dentro de la descripción figuraban que correspondieron a un monto que se le brindó a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de empleados de bancos. Es por ello, que para llevar a cabo el evolutivo se normalizó la muestra excluyendo estos aportes de manera a que la muestra que se aprecia en las infografías sea más representativa.

GASTOS

 Para el año 2013, el total de gastos estaba repre­sentado en un 53,3% por gastos corrientes y los gastos de inversión re­presentaron un 43,8%. Al siguiente año, se incre­mentaron nuevamente los gastos corrientes en 15% y disminuyeron los egresos de capital en un por ciento.

En el año 2015 los gastos fijos crecieron en 10% y los gastos por inversión en un 15%.

En contrapartida para el año 2016 se vio una caída de 7 puntos porcentuales en los gastos duros como también en los egresos de capital.

 

También podría gustarte