Los emergentes podrían decepcionar este año

Kana Nishizawa

Si usted cuenta con otro gran año para las acciones de mercados emergentes, podría llevarse una de­cepción.

Eso es lo que dice Jo­nathan Garner, analis­ta jefe de estrategia de renta variable para Asia y mercados emergentes de Morgan Stanley, en un informe del 15 de enero, argumentando que las primeras tendencias de rendimiento no son indi­cadores fiables del resto del año en los mercados en desarrollo.

A los inversores que ya seguían los mercados hace 18 años, puede que la situación les resulte fa­miliar. Para los mercados emergentes y Japón, 2018 podría ser similar al 2000, “que comienza bien, se vuelve más difícil y termi­na mal”, dijeron analistas liderados por Garner en el informe, citando la ex­pansión económica de fi­nales de ciclo, el mercado alcista de la renta variable mundial, las políticas de ajuste de los bancos cen­trales y el aumento de las presiones inflacionarias.

Y ése fue el año en el que el índice MSCI Emerging Markets de renta variable cayó un 32 por ciento, y el Topix de Japón se desplo­mó un 25 por ciento, un panorama sombrío para los que están celebrando el sólido comienzo de año.

También podría gustarte