Reducir hambre, asunto pendiente de agronegocios

El Paraguay produce alimentos para aproximadamente unas 42.205.612 personas, pero en paralelo unas 387.000 personas pasan hambre en su propio país.

Sara Ayala

@saruayala
Esto se da a causa de diferentes factores. Para Mercedes Canese, asesora parlamentaria del Frente Guasú “lo positivo que Paraguay tiene son los recursos disponibles para el bienestar de toda la población, lo negativo es que el modelo de agronegocios refleja que al mismo tiempo que exportan alimentos al mundo, 1 paraguayo de cada 4 sufre de desnutrición o pasa hambre”.
CONCENTRACIÓN
DE TIERRAS
El problema es que la concentración de la tierra puede afectar negativamente en la agricultura familiar campesina que se queda sin posibilidades de generar sus ingresos y a la vez alimentarse.
“La cantidad de personas que pasan hambre nos muestra el problema que genera la concentración de la tierra, somos uno de los países que tiene una concentración de la tierra más desigual”, aseveró.
Criticó el hecho de que el Gobierno no se enfoque en la industrialización, y que los agronegocios mantienen en el atraso al país.
Comentó que, según el último Censo Agrícola, menos del 2% de la población posee el 82% de las fincas agrícolas, en cuanto a superficie.
Citó a los países que apostaron por la reforma agraria y que no eran solo aquellos con una ideología socialista los que apostaron por esta propuesta.
“Se han hecho reformas agrarias para que justamente las inversiones que se realizan a través de la concentración de tierra, puedan ir pasando a la industrialización”, sentenció.
MODELO ECONÓMICO
Para Verónica Serafini, economista, este es un claro resultado del modelo productivo. “El Estado paraguayo no ha podido construir un modelo de producción que permita alimentar a su población con alimentos sanos y nutritivos pero logra exportar alimentos que en realidad no son para personas”, expresó.
Indicó que gran parte de las exportaciones de alimentos van para alimentar animales.
Mencionó que la situación va empeorando, ya que el problema se traduce en la incapacidad del país para enfrentar la desnutrición y malnutrición.
También mencionó que el aumento de la dependencia externa por la importación de alimentos y el aumento de los precios en la canasta familiar, es lo que influye en la inflación en la actualidad del país.

También podría gustarte