Arrancar tarde el día pero explotar economía nocturna

Una costumbre del cam­po siempre fue levantar­se temprano y aprove­char mejor el día, eso se trasladó a las actividades urbanas. Por eso en la actualidad funcionarios públicos, estudiantes y grandes empresarios adoptaron ese horario que actualmente arranca a las 7 am.

El analista económico, Amílcar Ferreira, tiene una propuesta centrada en re­valorizar la vida nocturna, enfocado en actividades que generen ingresos, puestos de trabajo y lugares turís­ticos, iniciando la jornada laboral más tarde, a partir de las 9 am. Mientras que el ingreso de los chicos al colegio sería a partir de las 8 am.

“Una cultura que viene desde la dictadura en la cual estos horarios que hoy rigen, siguen estableci­dos”, explicó.

Y como nadie antes inten­to modificarlo, este horario quedó vigente.

Ferreira explicó que las grandes ciudades latinoa­mericanas se caracterizan por iniciar sus actividades más tarde, permitiendo así a los ciudadanos vivir una mayor vida nocturna y permitir el movimiento comercial.

VIDA NOCTURNA
Un hecho que habitual­mente ocurre en una re­unión nocturna con los amigos es retirarse tem­prano a causa de madru­gar al día siguiente para cumplir con las activi­dades laborales, recordó Amílcar como experien­cia común.

Por eso cree que debe de iniciarse un consenso entre el Gobierno y priva­dos para modificar estas costumbres que pueden llegar a generar mayor impacto en la vida social en los locales comerciales nocturnos.

“Creo que Asunción, como capital se priva de tener una actividad noc­turna debido a esa carac­terística de la gente, que está obligada a iniciar su día demasiado tempra­no”.

“Este horario estricto moldea nuestra actividad social, creo que si tuvié­ramos un horario urbano, no tan exigente, que inicie a las 9 am, permitiría que la gente a la noche pueda salir y disfrutar”, enfatizó.

POTENCIAR ECONOMÍA NOCTURNA
Rechaza la idea de que la gente que se levante más temprano no se vuelven más productiva como aseguran algunos.

“El concepto de empezar temprano, que quizá en otra época y en el campo tiene sentido, pero en la economía urbana no es así. Veo grandes benefi­cios en esto”, finalizó.

También podría gustarte