Dar rienda suelta a la creatividad y lograr hacer magia al comunicar

Desde siempre, una de las necesidades del ser huma­no ha sido la comunica­ción, entablar una relación con otras personas con el fin de compartir una in­formación porque sin ella nuestra vida estaría in­completa.

La comunicación es uno de los pilares básicos en todos los elementos de nuestra sociedad. Somos lo que decimos. Nuestros actos van íntimamente a nuestra manera de co­municarnos en todos los sentidos, desde las pala­bras que pronunciamos hasta cómo gesticulamos y vestimos en nuestro día a día. Estamos hechos de un 75% de agua pero tam­bién de un elevado por­centaje de comunicación. La emprendedora Norma Amarilla entendió el sig­nificado de la magia de comunicar con Nead.

“Estudié periodismo en la Universidad Nacional de Asunción, durante la carrera me dediqué a la producción de radio, de tv, prensa escrita y un poco de comunicación institu­cional y cuando estaba ha­ciendo prensa escrita, me llaman de una publicitaria para encargarme del área de prensa de una marca, fue ahí que empezó mi historia como PR, a lo que me dedico ahora. Pero no es solamente relaciones públicas, sino más enfoca­do a la prensa y generación de contenido, para mí fue una oportunidad bastante grande porque fue trabajar la comunicación que es lo que a mí me gusta”, indi­có Norma, propietaria de Nead.

AUGE DE REDES SOCIALES

Vivimos siempre co­nectados a las relaciones sociales, ahora más que nunca con la expansión y el auge de internet. Y es que estamos siempre ac­tivos para los demás tanto en público como en pri­vado. Lo que decimos en nuestros perfiles en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram tiene un significado que for­ma el concepto que otros tienen de nosotros, por lo que saber comunicar es esencial. Es por eso que el acompañamiento de una agencia dedicada a la co­municación es indispen­sable, especialmente para las empresas.

Nead apunta a dar rienda suelta a la creatividad y convertirla en un intere­sante negocio.

“Trabajar la comunica­ción desde una perspec­tiva que siempre me gustó que siempre quise hacer y que en nuestro país el mercado no era aún am­plio, el auge de las redes sociales y los influen­ciadores, los millenials somos de buscar mucho contenido, lo que nos venden las marcas. Todo esto hizo que yo vea un gran potencial, como pe­riodista la generación de contenido era algo que me gustaba bastante.

El trabajo como PR es un ámbito bastante inno­vador, pertenecer a una estructura te limita de ciertas formas la creati­vidad, yo sentía la necesi­dad de hacer las cosas por mi cuenta. Mi creatividad necesitaba liberarse un poco más, tuve mucho apoyo de mi familia y dejé mi trabajo dentro de una estructura enfocada a que me iba a dedicar a esto. Me lancé porque quería darle rienda suelta a mi creati­vidad”, sentenció la em­prendedora.

COMUNICACIÓN Y CREATIVIDAD

La creatividad aplica­da a la Comunicación es algo, por decirlo de alguna manera, imprescindible. Nead apunta y proyecta a enfocarse en la comu­nicación basada en la creatividad de la mano de Norma, joven emprende­dora. Destaca además que la inversión inicial fue de G. 10 millones.

También podría gustarte