Salir del molde y mezclar sabores lo encaminó al éxito

Sara Andrea Valenzuela.
[email protected]

Una incesante pasión por el amor a la cocina generó que Bruno Brus­quetti no solo sea un Técnico Gastronómico y profesor, sino que sea un incansable buscador de mezclas exquisitas que lo llevaron a emprender su propio negocio: La Bur­guesa.

“Cuando inicié com­pre una pequeña ma­quina picadora de carne y empecé a hacer mis mezclas, como tenía la posibilidad de traer pro­ductos del campo empecé a comprar carnes de ca­bra, cordero, búfalo y ahí busqué experimentar”, comenta Brusquetti. Es­tas mezclas hicieron el diferencial a la hora de compararse dentro del mercado que no tardó en dar buenas reacciones al probar las creaciones que el cheff inicialmente vendía congeladas por la red social Facebook.

En cuanto a la inversión inicial que realizó para lograr su sueño fue de G. 40 millones, además de los sistemas y el alquiler comenta Brusquetti.

DESVENTAJA

A pesar de ser un lo­cal gastronómico con muy buena recepción, el propietario destaca que la mayor debilidad que presenta el negocio es el hecho de los factores cli­máticos, de los cuales no puede escaparse ya que el negocio se encuentra en un food park y la lluvia y las temperaturas bajas afectan a la cantidad de personas que van. Por otro lado se en­cuentran el tó­pico de los imitadores, los cuales surgen muchísi­mo destaca Brusquetti, ya que buscan copiar los productos o prometen la misma calidad, aunque no todos tienen el éxito que desean.

Por otra parte, tener en cuenta la calidad y más en el sector gastronómi­co es lo que incentiva el profesional al hablar so­bre su servicio.

INNOVAR

El diferenciador sin duda alguna es el hecho de innovar constante­mente que es el estilo ya del local comenta Brus­quetti.

“Todo el tiempo vamos realizando mezclas nue­vas en todo sentido esto también hace que nazca un producto innovador como lo es “La Burguesa de la semana” la cual es un hamburguesa dife­rente cada semana, la misma exponemos en un pizarrón con todos los ingredientes que contie­nen los cuales se desta­can por la frescura”.

LA CLAVE ES LA CALIDAD

El chef comenta que lo que definitivamente hace que sus creaciones ten­gan éxito es la calidad de todos sus productos ya que la carne de búfa­lo, cabra o entre costillas es traída directamente del Chaco paraguayo, al igual que los demás in­gredientes que son pro­cesados frescos para ser servidos.

EXPERIENCIA

“Lo que queremos que el cliente experimente es una experiencia gourmet que llene todas su expec­tativas pero específica­mente del público ham­burguesero, siempre que sea un poco más de lo que se ofrece normalmente, hacerla 100% casera”, destaca Bruno Brusquetti como el diferenciador de la marca.

También podría gustarte