Conociendo más sobre los seguros

Cubrir necesidades conociendo del mercado

 

Constantemente podemos obser­var numerosas situaciones que de manera aleatoria acaban perjudicando de manera negativa a las personas o empre­sas, tanto en aspectos económicos como en aspectos saludables. Aparte de entontrarnos expuestos a sufrir de manera accidental al­gún daño, hay que tener en cuenta el impacto económico que puede tener reparar o solven­tar el daño sufrido. Por tanto, una de las mejo­res formas de conseguir cubrir todas las even­tualidades y su coste es a través de la contrata­ción de un seguro.

Un seguro es un acuer­do que realiza una per­sona con una compañía aseguradora con el fin de que en caso de que la persona particular o empresa sufra algún daño que tenga cubierto en el contrato de seguro, pueda ser indemnizado total o parcialmente. El asegurado, a cambio de las coberturas que le ofrece la compañía de seguros, pag a una pri­ma periódica a la asegu­radora.

PÓLIZA

Una póliza de seguro es un documento que detalla el Contrato de Seguro en el cual se encuentran todas las coberturas pacta­das entre la persona o empresa asegurada y la compañía de se­guros. La póliza del seguro se caracteriza por contar con todos los derechos y obliga­ciones que hay entre las partes. A conti­nuación podemos ob­servar la información básica que aporta la póliza de seguro:

  • Datos personales del asegurado y la compa­ñía de seguros.
  • Descripción detallada del seguro contratado, así como posibles deta­lles a tener en cuenta.
  • Cantidad de la prima a pagar y la periodicidad de su pago.
  • Vigencia del seguro: duración y fecha a partir de la cual es efectivo.
  • Suma asegurada.
  • Beneficios y endosos, es decir, las coberturas adicionales contratadas o modificaciones reali­zadas.
  • Beneficiarios del segu­ro en el caso de que los hayan, que serán los que recibirán la indemniza­ción.

PLAZOS A TENER EN CUENTA EN EL CON­TRATO DE SEGURO

  • Período de aceptación: se trata del tiempo que pasa entre que la compaía aseguradora propone una oferta de seguro y la persona que desea contratar el segu­ro acepta la oferta. Nor­malmente el período de aceptación es de quince días.
  • Carencia de cobertura: se trata del período que transcurre entre que la póliza se formaliza y la fecha en la cual se ini­cia las coberturas del seguro. Durante este pe­ríodo, el asegurado no cuenta con coberturas.
  • Período de gracia: se trata de los 30 días pos­teriores al pago de la pri­ma o la póliza períodica, en caso de que no haya efectuado el pago el asegurado. Durante este tiempo, el asegurado se encontrará cubierto.

¿QUÉ TIPOS DE SEGU­ROS EXISTEN?

A la hora de contratar un seguro, hay que tener en cuenta qué tipo de segu­ro deseamos contratar en función de nuestras necesidades persona­les o profesionales. Los seguros se clasifican entre, los seguros per­sonales, los seguros de daños o patrimoniales y los seguros de presta­ción de servicios.

Seguros personales.

  • Seguros de vida.
  • Seguros de accidentes personales.
  • Seguros de salud o en­fermedad.
  • Seguros de dependen­cia.

Seguros de daños o pa­trimoniales.

  • Seguros de automóvil.
  • Seguros de ingeniería.
  • Seguros multirriesgo.
  • Seguros de crédito y caución.
  • Seguros de pérdidas pecuniarias diversas.
  • Seguros de robo.
  • Seguros de transpor­tes.
  • Seguros de incendios.
  • Seguros de responsabi­lidad civil.
  • Seguros de prestación de servicios.
  • Seguros de asistencia en viaje.
  • Seguros de decesos.
  • Seguros de defensa ju­rídica.

Existen una gran varie­dad de seguros dentro de cada tipología a los cuales podemos acce­der en función de nues­tras necesidades. Es im­portante conocer sobre todo a que riesgos nos encontramos expuestos y comparar lo que nos costaría hacer frente al coste de uno de esos riesgos.

SEGUROS

Cubrir necesidades conociendo del mercado

Conociendo más sobre los seguros

¿QUIÉNES INTERVIENEN EN UN CONTRATO DE SEGURO?

  • COMPAÑÍA ASEGURADORA: empresa que presta servicios aseguradores y queda obligada de indemnizar al asegurado en caso de que se produzca el evento asegurado en el contrato.

 

  • ASEGURADO: persona titular del contrato de seguro y que además se encuentra expuesta al riesgo.
  • CONTRATANTE: persona que firma la póliza del seguro y se encarga de pagar la prima (retribución por la póliza del seguro, se calcula en función de los cálculos de eventualidad de que se de el siniestro y la historia aseguradora del cliente).
  • BENEFICIARIO: Persona a la cual se indemniza según las condiciones establecidas en el contrato de seguro en el caso de que se produzca el evento.

También podría gustarte