Agricultores argentinos afectados por la sequía

Los agricultores de la Pampa Argentina han de­positado sus esperanzas en la cosecha de trigo de invierno, en una apuesta temprana e inusual para cambiar su suerte después de un verano miserable.

Las ventas a futuro de tri­go a las empresas expor­tadoras ya han alcanzado las 390.600 toneladas métricas, según datos del Ministerio de Agricultu­ra. Esta cifra es 10 veces superior a las ventas comparables en la misma etapa el año pasado. En años anteriores, no se re­gistraron ventas tan tem­prano en la temporada. La siembra no comienza hasta mayo.

Los agricultores quieren apuntalar sus finanzas después de que una de las peores sequías de las úl­timas décadas devastase los cultivos de verano de soja y maíz.

También podría gustarte