Aumentan las tarjetas pero se reduce el saldo

Saldo de la cartera de tarjetas disminuye en 1,4%

De acuerdo a datos del último boletín estadístico de supervisión financiera publicada por el Banco Central del Paraguay, el saldo contable de la cartera de tarjetas de crédito del sistema bancario disminuyó en un 1,4% entre febrero y marzo del 2018, mientras que la cantidad de plásticos en circulación aumentó un 0,3% en el mismo periodo, sumándose 2.166 tarjetas de crédito al sistema.

PROMEDIO

Asimismo, se verificó una disminución del 1,7% del saldo promedio por plástico, que pasó de US$ 737 en febrero a US$ 724 en marzo.

Al cierre del tercer mes del año, la entidad bancaria con el saldo contable más alto, US$ 175,2 millones, fue Itaú. A pesar de posicionarse en primer lugar, el banco experimentó una disminución del 2,8% en el saldo de los plásticos entre febrero y marzo, siguiendo la tendencia del sistema bancario en general. Itaú tiene un 38,3% del saldo de la cartera de plásticos de todo el sistema a marzo 2018.

En segundo lugar se coloca el Banco Nacional de Fomento, que tuvo un aumento del 6,6% en el saldo contable de los plásticos, siendo uno de los únicos dos bancos (con Itapúa) que fue en contra de la tendencia del sistema. El saldo de la cartera de tarjetas de crédito del BNF alcanzó US$ 41,8 millones. Por su parte, el BNF es responsable de un 6,6% de los plásticos en circulación al mes de marzo 2018.

En tercera posición está el BBVA, entidad cuyo saldo de tarjetas se redujo en US$ 959.130, alcanzando US$ 40,5 millones, una disminución del 2,3%.

PLÁSTICOS

En lo que respecta a la cantidad de plásticos, Itaú también se posiciona en primer lugar, con un total de 322.526 plásticos en circulación a marzo 2018. Un 51% de las tarjetas en circulación en el sistema bancario pertenecen a Itaú.

En segundo lugar se encuentra Banco Familiar, con 77.661 plásticos en el mercado, que disminuyeron en un 0,3% entre febrero y marzo. En tercer lugar se encuentra Banco Atlas, que tuve un crecimiento del 9,7% en la cantidad de plásticos en circulación entre febrero y marzo, alcanzando 63.833 tarjetas.

CONTEXTO

Luego de la promulgación de la Ley N° 5476/15, que estableció normas de transparencia y defensa al usuario en la utilización de tarjetas, se aumentaron las exigencias del sistema regulado, como el límite de las tasas de interés para los plásticos.

Es difícil que las tarjetas puedan recuperar el ritmo de crecimiento previo a la implementación de la ley, pues las tasas activas promedio no son rentables para los bancos, que deben cubrir sus gastos operativos, independientemente de los gastos implicados por el encaje legal obligatorio sobre depósitos del BCP y lo aportado al Fondo de Garantías de Depósitos. Todos estos factores influyen en la carencia de fondos prestables.

Los clientes que poseen tarjetas de crédito tipo clásicas, con líneas de crédito hasta G. 5 millones, difícilmente recuperarán el dinamismo que tenían antes de la ley, pues para los bancos este grupo constituye un riesgo sensible y con los mayores niveles de morosidad.

También podría gustarte