Letra chica de las tarjetas de crédito

Llamada por mora cuesta G. 27.500

El uso de los plásticos agiliza las transacciones de sus consumidores, pero es importante mantener siempre en cuenta que la mayoría de las operaciones relacionadas a los mismos tienen su cobro de comisión de parte de los bancos. Por ejemplo, el costo que tiene la regrabación de tarjetas de crédito clásicas puede llegar a un máximo de G. 110.000 en algunas entidades bancarias.

A febrero del corriente año, el Banco Central del Paraguay (BCP) registró unas 838.219 tarjetas de crédito en circulación, las cuales representan un saldo contable de US$ 464,3 millones, mientras que la tasa máxima efectiva para las tarjetas a abril 2018 es de 13,68%.

Las tarifas de las operaciones bancarias son de acceso público, de acuerdo a la resolución N° 2, Acta N° 123 del BCP, del 15 de noviembre del 2001. Estos costos deben ser proveídos por los bancos, y son compilados en el Resumen mensual de Comisiones, Gastos y Penalidades de la Superintendencia de Bancos.

PAGO EN CAJA

El pago de extracto en caja puede costar entre G. 5.500 y G. 55.000 en ciertas entidades, costo que tiene como objetivo incentivar la transición de los clientes hacia la banca electrónica.

RENOVACIÓN

El costo de la cuota anual y renovación de tarjetas clásicas puede estar entre G. 16.500 y G. 250.000. El costo más alto de renovación la tienen las tarjetas de tipo Premium, el cual puede rondar entre los G. 220.000 y G. 1.100.000. La variación de precios depende de los bancos, pues cada uno establece un costo máximo y mínimo para sus servicios, mientras que otros los proveen sin costo alguno.

El adelanto de dinero en efectivo también trae costos asociados, cuyo valor máximo puede llegar a ser hasta 7,7% del monto adelantado, lo cual significa que un adelanto de G. 100.000 puede llegar a costar G. 7.700.

MOROSIDAD

Otro costo relacionado a la gestión de recupero de créditos en mora que los usuarios no suelen conocer es la llamada por gestión de cobranza cuando un cliente se encuentra moroso con sus pagos. La llamada puede llegar a costar hasta G. 27.500 solo para informar al usuario que debe realizar el pago de su tarjeta.

También podría gustarte