Ambientes colaborativos permiten mejor perfomance de las personas

Ventajas de la moticación

[email protected]

Hoy día contar con un ambiente colaborativo de trabajo es vital para aquellas empresas que quieran sacar lo mejor de sus colaboradores y a la vez para aquellas que deseen in­novar en el mercado laboral, marcando una nueva mane­ra de aumentar la producti­vidad y un mejor espacio de trabajo.

Estamos convencidos de que un ambiente de trabajo colaborativo es el camino para lograr todos nuestros objetivos, pues este estilo de trabajo tie­ne múltiples beneficios tanto para la compañía como para cada uno de los colaboradores. En primer lugar, el promo­cionar un ambiente de trabajo colaborativo nos ayuda a estar alineados en cuanto a los objetivos comunes que tenemos como compañía, nos permite apoyarnos en los talentos del otro, y valorar el trabajo de cada uno de los integrantes”, relató, Verónica Gonzá­lez, Gerente de Cultura Organizacional de Tigo Paraguay.

 

¿Pero es cierto que influye en el aumento de la produc­tividad? En relación a esa pregunta Verónica comentó: “Sin dudas la colaboración entre los talentos que tene­mos en la compañía ayuda a aumentar la productividad de todas las áreas, pues cada uno de los colaboradores pone a disposición de los compañeros sus talentos y virtudes; sintiéndose de esa manera útil, productivo y motivado en el día a día.

El ambiente colaborativo incluso fomenta el senti­miento de pertenencia y cohesión a la compañía, ya que el colaborador al sentir­se parte de los proyectos o programas a desarrollar, le da un sentido a su día a día y su trabajo. Hacer parte a los colaboradores de los proyec­tos que la compañía impul­sa, no solo es necesario sino  es una buenísima inversión de tiempo”, sostuvo.

Las áreas de trabajo tam­bién son importantes para el desarrollo y la creativi­dad de los funcionarios: “Contamos con espacios en todos los niveles del edificio con varias salas de reunio­nes, incluso con diferentes adaptaciones, algunas más formales con espacios total­mente cerrados, otras infor­males y otras de foco, para una sola persona.

En todas ellas se cuenta con pizarrones, pantallas y telé­fonos para conferencias que  permiten plasmar y com­partir las distintas ideas.

Tenemos un piso donde he­mos cambiado las estacio­nes de trabajo tradicionales por espacios más interac­tivos, que permiten hacer reuniones, tienen paneles para escribir ideas, y una ambientación que estimula la creatividad e integración.

Con este concepto una per­sona ya no tiene un lugar fijo sino que al llegar cada día se ubica en el lugar con­forme el equipo de trabajo del proyecto en el que está, con esto vamos consolidan­do el concepto de que so­mos parte de un equipo que trabaja de manera colabo­rativa y no aislada”, explicó Norma Prantte, Superinten­dente de Personas, Calidad y Sustentabilidad de Itaú Paraguay.

 

 

CONCLUSIÓN

Ambas funcionarias llega­ron a la conclusión de que las renuncias bajaron con­siderablemente con este sistema.

“Un lugar de trabajo en don­de los colaboradores se sien­tan motivados e importan­tes, difícilmente renuncien o busquen una alternativa laboral.

Creemos que este estilo de trabajo ayuda mucho a em­poderar y potenciar talen­tos, por lo tanto, la tasa de rotación disminuye. Desde Tigo tomamos el compro­miso de seguir trabajando con los líderes de cada área para que sean ellos quienes construyan un excelente lu­gar para trabajar para todos sus equipos. Animamos a todas las empresas a probar el estilo de trabajo colabo­rativo, pues creemos que tiene muchos beneficios, se logra eficiencia, se fomenta la comunicación interna, se impulsa a la innovación y por sobre todo se logra un ambiente de unidad y cohe­sión laboral”, indicó Veróni­ca González de Tigo, y por su parte, Norma Prantte de Itaú, finalizó enfatizando que “estos nue­vos ambientes de trabajo surgen a partir de escuchar a la gente y se implementa en conjunto con la gente, por lo cual al sentirse invo­lucrados se sienten parte de su propia construcción”, concluyó.

 

También podría gustarte