El marketing diseñado por una joven con experiencia

Nunca cómoda en la zona de confort

Pensar en la gerencia de marketing muchas veces es apuntar hacia lo sencillo, relajado y hasta poco valorado. Sin embargo, en una creciente competitividad del mercado, el rol se constituye un elemento fundamental para que una marca prevalezca en la mente de los consumidores.
“Implica que las marcas estén donde tienen que estar; sanas, y que haya una relación real con el cliente”, explica Cecilia Emmanuele, Gerente de Marketing de Agrofield. Como parte del comité de gerentes de la empresa, es la única mujer que integra la cúpula encargada de dirigir la compañía. Es economista y con un master en negocios, la joven desarrolla estrategias desde un constante análisis para mantener las unidades comerciales de la empresa al día con su público. Además de esto, enseñó en la Universidad Católica como profesora titular y actualmente imparte clases en diplomados de marketing.

Asumir un cargo en un rubro en el que todo le resultaba nuevo, fue el punto en el que tocó reinventarse y trascender a pesar de las dificultades de emprender en lo desconocido. Su experiencia en el mundo de los negocios data desde su participación en la empresa familiar de colchones, en donde desde jovencita debió realizar tanto grandes transacciones como servicios básicos, experiencias que le valieron una fortaleza casi inquebrantable para nunca estancarse en una zona de confort.
“Es la realidad de los jóvenes en una empresa familiar, me tocó pasar por todas las unidades, pero nada me gustaba lo suficiente para dedicarme a ello”, reconoció. A los 23 años, la empresa de colchones Koala que pertenecía a su familia, fue avasallada por un tornado que acabó con la estructura edilicia de la fábrica; fue un momento determinante para el rumbo de la marca, pues tocó venderla y empezar una empresa de cero. “Habíamos perdido todo, Empezamos de cero con Noni”, recordó la joven que en ese momento ascendió como Gerente General de la empresa. Previo a integrarse hace 7 meses en la empresa que hoy cuenta con su colaboración, se desempeñaba como gerente general en la empresa de su familia, y como gerente de marketing en el rubro de la moda, un mundo totalmente distinto al que hoy le toca explorar.

En su experiencia liderando distintos perfiles y grupos generacionales, Cecilia nota las diferencias que hacen a la motivación de cada uno. “Podés estar a cargo de mil personas, pero cambia tu equipo y es todo un nuevo aprendizaje”, enmarcó. Su día a día, cuenta, empieza desde muy temprano. Ser gerente de un área, implica estar presta todo el tiempo a las eventualidades que surjan. En ese desafío le toca pautar reuniones semanales con su equipo con el fin de refrescar las estrategias de cada marca de Agrofield. “Normalmente nuestro día a día está mucho en pensar, y de acuerdo al análisis vemos a qué marca poner foco en el corto plazo, porque un error típico es dedicarnos mucho al largo plazo, mientras que hoy las ventas necesitan apoyo, una respiración, y parte de nuestra rutina es actualizar nuestro pizarrón de ventas”, explicó “Es un privilegio tener un cargo importante desde joven, pero muchas veces la gente no ve el precio que uno paga”, agregó sobre la responsabilidad que implica encabezar un equipo de trabajo como el de marketing. “La presión de tener un puesto gerencial muchas veces no es fácil, el gerente está 100% del tiempo disponible”.

EQUILIBRIO
“Me dedico a cosas que hagan bien a mi alma”, confiesa. Emmanuele, que describe su día a día como una combinación de pasión y sacrificio en pos de su crecimiento. Entre las pasiones que la ayudan a conectarse y lograr un equilibrio se encuentran la pintura y la cocina, así como la lectura de la Biblia, y la conexión espiritual por medio de la oración de agradecimiento. “Eso hace que me mantenga firme”, destacó. “A la mañana leo la Biblia, doy gracias, leo sobre marcas y el mundo del marketing, y planifico mi día imponiéndome metas, si no te organizás no hay manera”, agregó. “Si paso mínimo 8 o 10 horas al día trabajando y no me gusta lo que hago, voy a pasar un tercio de mi vida deprimida”, dice Emmanuele, para quien destacarse desde pequeña en lo que hace es una filosofía de vida. “Creo que Agrofield es un lugar en donde se puede crecer un montón. Si se me ocurre algo o quiero crecer, me parece una gran plataforma de oportunidades”, señala, Cecilia.

También podría gustarte