Marangatú 2.0: Un despegue entre temores y esperanzas

PEDRO AYALA
[email protected]

Algunos estudiosos de nuestro onírico subconsciente señalan que los sueños y pesadillas esconden nuestros más profundos deseos o miedos. El software Marangatu provisto por la Administración Tributaria es una herramienta de trabajo para cientos de miles de profesionales y contribuyentes, a miles más de una noche le ha robado horas de sueño y hasta el mismo sueño, otras noches le ha causado una pesadilla y en el peor de los casos les ha hecho vivir días y noches enteras de verdaderas pesadillas. Con la nueva versión el Marangatu 2.0 nos queda la incertidumbre si esto nos devolverá el sueño o si también trae consigo pesadillas al 2.0.
En la naturaleza del hombre se encuentra implícito el temor al cambio, y la angustia del futuro que vendrá. Entre sueños y pesadillas, hoy tenemos esperanza de que el Sistema que entrará en operación el próximo mes de junio nos devuelva parte de la paz perdida. Aplaudimos la iniciativa de la Administración Tributaria de llevar a cabo tan importante y necesario paso de modernización del sistema Marangatu.
UN SOFTWARE QUE PROMETE
El proceso de modernización incorporará nuevas funcionalidades, que sumadas a las existentes facilitaría cumplir adecuadamente con las obligaciones tributarias del contribuyente. Más importante aún es que el software viene acompañado de una mejora en la infraestructura informática que buscará responder la demanda en las fechas de vencimiento de presentación de Declaraciones Juradas sin colapsar, no deberíamos sentir el desacople entre el software y el hardware que lo respalda.
La informatización de los trámites y procesos que anteriormente debíamos hacer de forma
física, se reducirán al mínimo posible. Lejos deben quedar las largas filas, o las interminables horas de espera para solucionar en ventanilla algún problema. Y es que necesitamos invertir nuestro tiempo en agregar valor a nuestro trabajo. Tener improductivas horas de traslado y espera que para nada contribuye a nuestro desarrollo.
En resumen, el pronóstico indica que el Marangatú 2.0 es nuestra esperanza.

UN SUEÑO DE DOS CARAS
Tanto Administración Tributaria como Administrados deben sacar el mejor partido de la herramienta. Debiera consolidar la simbiosis existente.
Los contribuyente y profesionales esperamos ser más eficientes en el ejercicio de nuestra actividad cotidiana, que a cada uno nos permita hacer lo que mejor sabemos: trabajar. Pagar impuestos, presentar declaraciones, realizar actualizaciones, no es una actividad a la que nos dedicamos. Esta actividad no nos genera ingresos, rentas o ganancia, las obligaciones fiscales son la contrapartida del trabajo, que por imperio de ley nos vemos obligados a cumplir. Esta imposición no debería ser una traba, el Estado debe aprender que los contribuyentes son sus clientes y, como cualquier empresa que se precie de eficiente debe proveer de todas las facilidades posibles, debe optimizar su sistema. Mientras más producimos más impuestos recauda el fisco.
La Administración Tributaria debe aprovechar esta oportunidad, el sistema no se trata solo de una boca de cobranza en donde mirar día a día cuando dinero entra en la caja, con la abundancia de informaciones en tiempo real, es deseable que los controles del cumplimiento de todos los contribuyentes también sean realizados en línea, deben dejar en el pasado la aquellas prácticas de controles al filo de la prescripción.
DE SUEÑO A PESADILLA Y DE PESADILLA A SUEÑO
La SET no siempre se ha caracterizado por su capacidad previsión, una de sus fortalezas ha sido la gambeta en improvisaciones. De las lecciones del pasado debe rescatar que la mala utilización o peor aún, la no utilización de una herramienta la vuelve inocua. Para todos estos avances, la SET debe prepararse con los Recursos Humanos necesarios, no basta con incorporar mano de obra, sino en capacitarlos adecuadamente.
De manera urgente la SET debe realizar una profunda revisión de la capacidad de sus Recursos Humanos, debe complementar la tecnología con su capital humano, en cantidad, sin descuidar calidad aptitudinal.
El 29 #sevieneMARANGATU2.0 Antes de que el sistema Marangatu entre en un profundo sueño inducido de 8 días a partir del 29 de mayo y hasta el 5 de junio, tiempo en el que el sistema se apagará completamente, los contribuyentes deben prever realizar con anticipación trámites de obtención de pasaporte, prestamos, transferencia de bienes, presentaciones de DDJJ, requerimientos, impresiones de documentos, pagos, en fin, satisfacer cualquier necesidad que implique la utilización del sistema.
Al despertase nuevamente el sistema el 6 de junio, el MARANGATU 2.0 se normalizarán todos los servicios, además de mostrarnos una cara nueva, con una interfaz intuitiva, velocidad en el procesamiento de datos y respuesta, sin embargo, podrían presentarse algunos inconvenientes inherentes a migraciones de semejante envergadura.

También podría gustarte