ANDE apostará por un servicio de calidad

Con la asunción del presidente electo Mario Abdo Benítez en puerta y el equipo de transición consolidándose, uno de los protagonistas es Pedro Ferreira, designado para ocupar la presidencia de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).
Teniendo en cuenta que la ANDE es una de las instituciones con llegada directa a los hogares, comercios y fábricas locales, y su historial negativo en cuanto a la calidad del servicio prestado en los últimos años, desde 5días conversamos con Pedro Ferreira para conocer su opinión respecto a sus futuras funciones como titular de la institución.
¿Cómo percibe la situación general de la ANDE?
Creo que hay un déficit muy grande en la calidad del servicio tanto para los residenciales que a veces pasan días sin el servicio y sufriendo una cantidad de cortes, como peor aún las personas que tienen una labor productiva y necesitan mover su fábrica y cada vez que hay un paro pierden horas y horas de producción, eso conlleva a una pérdida de competitividad.
Si nosotros en el Paraguay queremos realmente vendernos como un país lleno de energía en un mercado competitivo, significa tener energía buena, disponible y que no produzca otros costos adicionales más que la tarifa.
¿Cuál será su principal objetivo como titular de la ANDE?
La calidad del servicio final va a ser uno de los objetivos principales que tengo, lo que ahora ya es una preocupación. En las metas está poder mejorar el servicio mediante inversión y mediante un trabajo coordinado para un levantamiento de toda la red de distribución de la ANDE y una mejor gestión de esa red mediante un sistema más automático y lo que no es automático con mayor disponibilidad de datos.
¿Existe un sistema de gestión de la distribución?
La decisión de formar un sistema ya estaba tomada en los ‘90, cierto hubo problemas graves tarifarios de disponibilidad financiera para hacer esos cambios, pero cuando uno ve el plan de inversión que tiene hoy en día de US$ 7 mil millones, no se puede hacer esta inversión y luego no cuidar de que ella, realmente, llegue a la gente, mejore la calidad y la eficiencia en la respuesta cuando algo falla.
Porque de que va existir algún corte o falla va a existir, pero la cuestión es el tiempo de espera para la restitución del servicio. También en el sentido de respuesta más homogénea con una base de equidad de trato, donde se discrimine cuáles son los problemas de red que se pueden solucionar en corto tiempo para a partir allí saber a dónde ir primero a solucionar.
¿El presupuesto actual puede cubrir todos estos aspectos?
No soy responsable del número ni del listado, todavía no tuve la oportunidad de entrevistar sobre cómo se marcó la prioridad, si el listado está completo o cosas que se incluyeron; en principio y a primera vista te diría que es más lo necesario, porque gran parte de lo que se está pidiendo es inversión en generación, que es cierto vamos a tener problema en algún momento, pero creo que la calidad del servicio es primero, porque la ciudadanía reacciona hasta con hartazgo contra la ANDE porque el servicio no es acorde a lo que uno paga o a lo que tenemos de disponibilidad como país.
Por último indicó que en un periodo aproximado de 3 años se espera encontrar una diferencia notoria.

También podría gustarte