España da un giro a la izquierda

El Mundo
España

 

Los diputados de ocho partidos -PSOE (84), Unidos Podemos (67), ERC (nueve), PDeCAT (ocho), Compromís (cuatro), Bildu (dos), Nueva Canarias (uno) y el PNV (cinco)- votarán hoy la moción de censura que destituirá a Mariano Rajoy y convertirá en presidente del Gobierno a Pedro Sánchez. En total, 180 votos, cuatro más de los que necesitaba el aspirante para llegar al Ejecutivo.
Hoy se sustanciará la votación, pero Sánchez puede considerarse investido. La posibilidad de que Rajoy dimitiera para hacer decaer la moción sobrevoló durante todo el día y adquirió fuerza cuando el presidente, ante el asombro general, decidió ausentarse durante toda la tarde del hemiciclo, dando lugar a especulaciones que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, desmintió después con rotundidad: “Sería algo estéril que no beneficiaría al conjunto del país ni al PP”.
La corrupción de los populares, ratificada por la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la trama Gürtel que se conoció la semana pasada, fue la razón nuclear que esgrimió Sánchez para fundamentar la recusación de Rajoy.
El candidato repasó los apartados más sangrantes de la sentencia de la Audiencia Nacional. Y aseguró que “la corrupción es un agente disolvente de la democracia”. En su opinión, “la gravedad de los hechos probados en la sentencia habría hecho dimitir a cualquier presidente de un país democrático”. “¿Qué más tiene que pasar para que entienda que su presencia al frente del Gobierno es dañina y un lastre para el país y para su propio partido?” La respuesta de Rajoy no se hizo esperar, acusando a Sánchez de intentar “chantajear” al Congreso al situarlo ante una disyuntiva: “O corrupción o yo”. El presidente lanzó una advertencia a los grupos parlamentarios: “Piensen bien lo que van a hacer”. Y luego, mirando directamente a su rival: “A España no le conviene usted como presidente del Gobierno”. Rajoy insistió una y otra vez en que la lectura que hace el PSOE de la sentencia de Gürtel es una “manipulación” y una “mentira” e insistió en que el futuro Ejecutivo socialista sumirá al país en la “inestabilidad” atrapado en el batiburrillo de partidos que lo aúpa. En una intervención contundente, el líder del PSOE señaló al presidente como único responsable de la moción que se votará hoy. Y le exigió su dimisión.

También podría gustarte