Jóvenes con negocio de comida sustentable

Cuidan el ambiente trabajando y creciendo

El cuidado del me­dio ambiente es primordial y la co­mida sustentable es una forma de contribuir con ello, Good Truck es una marca que se encarga de realizar y comercializar ese estilo de alimentos.

“Nos basamos en diversos estudios que afirman que la huella ecológica que ge­neran, por ejemplo, los pro­ductos de origen animal, es mucho mayor que los alimentos de origen vege­tal, por lo que si se reduce la ingesta de productos ani­males, se ahorran miles de litros de agua”, mencionó Matías Marron Schillizzi, uno de los integrantes de la asociación.

Ofrecen un menú que les tomó dos años desarro­llar, sin conservantes ni químicos industriales y lo lanzaron al mercado hace aproximadamente tres meses. Utilizan ma­teria prima la mayoría de las veces orgánica y agroecológica.

Cuentan con un equipo de producción que trabaja en conjunto con nutricionistas y tecnólogos de alimentos, que desarrollan los pro­ductos diferenciados. La alimentación sustentable, privilegia el consumo de materia prima orgánica y agroecológica, cuyo modo de producción se realiza evitando químicos y pesti­cidas.

Good Truck, está integrado por un grupo de jóvenes que desarrollaron la idea y la llevaron a cabo con el apoyo de la Fundación Pro­gramas de Inclusión Social, que es una incubadora de negocios nacional.

“Los yogures además de venderlos en nuestro pun­to de venta son muy ven­didos en supermercados. Cuentan con más de 10 probióticos, lo que los hace sumamente beneficiosos para la flora intestinal, y por consecuencia al sistema in­munológico”, señaló Martín Toni Kumeresky, otro inte­grante.

Cuentan con leches, cho­colatadas, hamburguesas, pan árabes arroces y em­panadas. La Fundación a la que pertenecen busca oportunidades de negocios sostenibles dentro del con­cepto de la economía cola­borativa. Además de la in­versión de tiempo, esfuerzo e investigación, se realizó una inversión monetaria de alrededor de US$ 100.000.

Trabajan con semillas y legumbres le aplican un tratamiento llamado “bio­nutritivo”, que elimina los antinutrientes presentes naturalmente en dichos ali­mentos. De esta manera se aprovechan al máximo las cualidades nutritivas de los vegetales.

“La mayoría de los clientes que prueban nuestros pro­ductos quedan encantados. Nuestro mayor desafío es llegar a aquellas personas que tienen un cierto recha­zo a este tipo de comidas y ser pioneros en el cambio de paradigma que se está gestando en todo el mun­do, en el cual las sociedades tienden a ser más compro­metidas con la madre na­turaleza más solidaria y fra­ternal”, concluyó Marron.

También podría gustarte