Sector público sigue repartiendo lujosos salarios

Trabajar en algún Ministerio, sin lugar a dudas, es el sueño de todo trabajador paraguayo, debido a los al­tos salarios percibidos en las distintas instituciones dependientes del Poder Eje­cutivo.

En este sentido, el Minis­terio de Relaciones Exte­riores, ha presentado en el mes de abril un salario promedio de G. 18.635.367 que equivale a unos 9,1 salarios mínimos.

RANKING

En el segundo puesto, con un total de 1.771 funciona­rios permanentes, se ubicó el Ministerio de Hacienda, que pese a su política de “austeridad” con otras insti­tuciones, desembolsó unos G. 7.918.100 por funcionario, en promedio.

El Ministerio de Industria y Comercio, ocupó en el mes de abril el tercer lugar del ranking.

En este sentido, el salario promedio en la entidad ron­dó los G. 7.017.616.

El ministerio que menor sa­lario promedio presenta es el de Educación, hecho que no sorprende por la eterna deuda del Estado paraguayo con los docentes, que histó­ricamente se han manifes­tado en contra de sus bajos salarios.

La brecha salarial entre el sector público y privado, hace que el propio Estado sea generador de desigual­dad entre compatriotas.

El Ministro de Trabajo, Gui­llermo Sosa, expresó que las brechas entre los ingresos públicos y privados no son solo situaciones del Para­guay, sino que pasa en los países de la región y a nivel mundial. Particularmente en Paraguay las condiciones estipuladas en la ley son di­ferentes para cada sector.

“En el sector público las ho­ras de trabajo son menores y las remuneraciones se han ido mejorando en los últi­mos años, por la profesiona­lización del sector. Las dis­cusiones y pujas que tienen los empleados públicos por mejorar su remuneración ha permitido que esto suceda.

Evidentemente esto se lo­gra por las condiciones más formales de relación laboral que tienen los trabajadores públicos con el Estado, es­tamos hablando de un poco más de 300 mil trabajadores públicos”, indicó Sosa.

Sin embargo, agregó que en el sector privado los asalaria­dos son casi cinco veces más que el sector público, donde las relaciones laborales se caracterizan por mantener condiciones informales.

Se estipula mayor cantidad de horas, los empleadores son muchos, por tanto el control se torna más com­plejo. Todas estas caracterís­ticas hacen que la informa­lidad y las remuneraciones bajas sean prácticas fáciles para los empleadores.

También podría gustarte