Soja en caída libre

[email protected]

La guerra comercial entre Estados Unidos y China ya empezó a sacudir los mercados internacionales. Particularmente, en cuanto
a la soja, el precio de la misma alcanzó su punto más bajo en los últimos nueve años.
En este contexto, en la Bolsa de Chicago, el commodity mencionado tocó pisos de US$ 304 por tonelada, promediando en el día unos US$ 305. Así, la caída del valor de la soja, ya acumula un porcentaje mayor al 50%.

IMPACTO LOCAL
Según informó José Berea, Presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), la disminución
del precio de la soja representa una preocupación para toda la economía paraguaya. El cereal perdió entre US$ 60 y US$ 70 en los últimos dos meses.
Esto significa que la producción contará con un alto costo de plantío,mientras que el precio de venta deja mucho que desear, expresó Berea.
A su vez, resaltó que se encuentran muy preocupados respecto a la  situación internacional, y el actual conflicto o disputa comercial entre EEUU y China, por el simple hecho de que está repercutiendo en  nuestra región.
Mencionó que se encuentran sumamente expectantes a lo que pudiera acontecer en los próximos días. Acerca de cómo enfrentaran la caída de los precios dijo que analizarán el contexto, tratando de entender lo que está sucediendo, para poder asesorar de buena manera a los productores, especialmente sobre el tiempo en el cual deberían vender sus cosechas. Agregó que quedarán atentos a las noticias internacionales debido a  que Paraguay es un país tomador de precios y poco  puede hacer para influir en el mercado externo.
PRODUCTORES
Por otro lado, el titular de la Asociación de Productores de Soja (APS), Karsten Friedrichsen expresó que  la disminución de los precios
afecta gravemente la rentabilidad del cultivo de cereales.
“Muchas veces es difícil predecir este tipo de fenómenos y los costos de producción de cereales son muy elevados, entonces una baja de
este rango incide fuertemente en la rentabilidad final que el agricultor obtiene”, subrayó.OPCIONES
Karsten agregó que el productor paraguayo no cuenta con opción  de cambiar la superficie de soja por maíz, ya que  no posee un mercado suficientemente intenso para absorber una gran producción de ese cereal.
Es por eso que el productor nacional va a apostar de todos modos por el cultivo de soja para setiembre y octubre de este año, con la esperanza de que los precios de alguna manera se vuelvan a recuperar en la zafra del 2019.

PRODUCCIÓN
Al ser consultados acerca de la posibilidad de una sobreproducción del cereal, el titular de la APS, respondió que deberán arriesgarse ya que muchos productores cuentan con compromisos de entrega de soja y contratos de alquiler que les obligan a entregar toneladas del cereal y por eso no pueden dejar de cultivar. Indicó que si para la zafra que viene los precios se mantienen en detrimento,deberán tomar medidas correctivas y el productor tendrá que ir por otros rumbos.
“Pero en estos momentos ya entramos a mediados de julio, los pedidos ya están hechos, la estrategia está forjada al cultivo de soja y por ahora no hay vuelta que dar”, finalizó.

INDUSTRIA

Desde la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosasy Cereales (Cappro) a través de su Gerente Sandra Noguera, señalan que los precios promedio de exportación no han reaccionado aún a los cambios del mercado internacional, ni en el precio del grano ni en de la harina de soja, mientras que el precio del aceite está cercano al nivel que se manejaba en promedio durante el 2017.
Sin embargo, el desarrollo de estos temas puede generar modificaciones en los niveles de procesamiento dentro del país, ya sea en lo que queda de este año o en el próximo. Noguera agregó que el escenario actual genera riesgos para la industria que podrían materializarse en el futuro cercano.

También podría gustarte