El Banco Central no puso fin a la compra de bonos

Crece el pesimismo

Bloomberg

 

El crédito europeo puede estar llegando a un punto de inflexión, ya que los inversores perciben un empeoramiento de los indicadores de riesgo justo cuando el mayor comprador de bonos de la región está a punto de salir del mercado. La volatilidad ha vuelto al mercado mientras el BCE se prepara para terminar a un programa en el marco del cual ha comprado bonos corporativos por valor de US$ 190.000 millones en poco más de 2 años.

Los diferenciales se ampliaron a niveles no vistos durante más de un año y la oferta de nueva deuda corporativa ha sido irregular. Los riesgos políticos y económicos también han desencadenado ventas. “La opinión general sobre el crédito ha cambiado de alcista a bajista”, dijo Valencia, estratega de crédito de Société Générale SA.

También podría gustarte