Franquiciar es clave para el crecimiento

En un país donde la tendencia de em­prender se instaló para quedarse y son muchos los paragua­yos que cosechan el éxito con su propia marca, las franquicias se vuelven una alternativa interesante para el desarrollo y crecimiento de las empresas.

Entendiendo esto, el Vice­ministerio de Mipymes, de­pendencia del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), invitó a perderle el miedo a este sistema de negocios con la charla sobre “Cómo franquiciar tu negocio” rea­lizada ayer en el salón audi­torio del MIC.

De la mano del especialista en franquicias argentino, Eduardo Chianea, empren­dedores conocieron los detalles detrás del sistema de franquicias y casos de empresas paraguayas que alcanzan el éxito mediante las mismas, como Aman­daú y Quiero Fruta.

¿POR QUÉ  FRANQUICIAR?

El franquiciar una empresa implica retornos princi­palmente en los siguientes aspectos:

Recursos humanos: el dueño es el mejor gerente que un encargado a sueldo.

Velocidad de creci­miento: expansión rápida para evitar a los que copian.

Fuente de recursos económicos: se convierte en una fuente de dinero sin la necesidad de pagar inte­reses o endeudarseEn lo que refiere a la fuente de ingresos explicó que el proceso incluye el pago de un derecho inicial, regalías, venta de productos, fondo de publicidad, espónsores y el alquiler o subalquiler.

Además, este sistema tam­bién es utilizado como herramienta de marketing para un mayor posiciona­miento de la marca en dis­tintos mercados, y como herramienta de finanzas para una capitalización di­námica.

En cuanto a la interro­gante de qué sector o rama se puede someter a un sistema de fran­quicias, indicó que es posible desde los distri­buidores, vendedores y locales, además existen casos como negocios on­line.

¿POR QUÉ ADQUIRIR UNA FRANQUICIA?

Para aquellos interesados en adquirir una franquicia las claves giran en torno a la rentabilidad, respaldo, experiencia, capacitación, sistematización, accesibili­dad, atracción comercial y compromiso que brinda la marca franquiciante.

TRES AÑOS

En factores como la renta­bilidad explicó que para ha­cer una inversión inteligen­te se debe considerar que sea de un retorno máximo de tres años, en lo posible un plazo menor.

Por otra parte, indicó que el franquiciador no debe confundir los indicadores de ganancia sobre ventas, puesto que esto puede va­riar por sector, temporada. El parámetro de medida debe ser el porcentaje de utilidad sobre la inversión, y este debe ser del 33% como mínimo de manera a llegar a este plazo de tres años.

 

También podría gustarte