Jóvenes emprendedores lanzan las primeras barritas de cereales made in Paraguay

Productos para el consumo masivo se crearon a base de semillas

La industria nacional joven se posiciona cada vez con mayor fuerza en el mercado local, con el lanzamiento de nuevos productos que se in­corporan como propuestas de calidad en el país. Esta vez, la empresa Broterra, des­tacada por proveer los ‘súper alimentos’ a base de semillas a las demás industrias, se consolida en el rubro lanzan­do sus primeras barritas de contenido nutricional.

“Dimos el siguiente paso que es el de crear pro­ductos propios para el consumo masivo, es la primera barra de cereales a nivel nacional, y es cien por ciento paraguayo, con mano de obra nacional”, explicó Paulo Duarte, so­cio director de Broterra a 5días.

La primera línea ya presente en más de 200 puntos de venta alrededor del país, fue procesada a base de maní y arroz con el agregado de ingredientes como miel, fru­tos ricos en fibra, vainilla y chocolate. Con esta mezcla, Broterra apunta abarcar al público deportista, entre jó­venes, niños y adultos

Este producto es un sueño acariciado por dos años por los jóvenes Paulo Duarte y Jorge Modesto, quienes en ese lapso se concentraron en establecer en su industria maquinarias capaces de ela­borar las barritas, para lo cual invirtieron aproximadamen­te US$ 150.000.

“El objetivo que teníamos inicialmente es hacer que el producto deje en alto la in­dustria, creo que hicimos un producto capaz de competir fuertemente a nivel local y fuera del país”.

Broterra cuenta sus inicios hace cuatro años, como una empresa paraguaya enfo­cada en la distribución de semillas como chía, lino, amaranto, quinoa, y otros ingredientes naturales.

De arrancar en un local en el mercado 4, la empresa es reconocida hoy por generar empleos para más de 2.500 familias productoras en el país, empleando de forma directa a más de 40 perso­nas.

“Estamos en una revolución industrial, se están abriendo industrias capaces de com­petir a nivel internacional, que tienen muchísimo que ofrecer al mundo. Con los jó­venes emprendedores nues­tros productos empiezan a sonar en el mundo entero”, concluyó.

También podría gustarte