MEC necesita vocación de servicio de sus funcionarios

JOSÉ JIMÉNEZ
[email protected]

En la educación hay grandes desafíos frente a los cuales habría que tomar decisiones como sociedad y poner en marcha el pro­ceso integral dentro de la misma, aseguró la Vicemi­nistra de Educación, María del Carmen Giménez.

“La educación paraguaya en comparación a la región está muy por debajo de donde queremos estar”, mencionó la Viceministra.

“Hacen falta unas refor­mas integrales para po­der no solamente lide­rar, sino acompañar con eficiencia los procesos de reforma y de mayor efectividad, así como una nueva arquitectura institucional”, indicó Giménez.

Comentó también que hay recurso humano de calidad para llevar a cabo la labor de mejorar las ins­tituciones y no solo en el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), sino tam­bién “en diferentes depen­dencias del Estado. Incluso en la sociedad civil, en las organizaciones, en la igle­sia y en la gente que quiere aportar y sumar”.

Añadió que los modelos de gestión, de conducción, la alta gerencia del MEC y del Estado tienen que su­perar los sesgos políticos o de cualquier otra índole y atraer a aquellas personas que tengan la formación, la experiencia y la vocación de servicio.

Giménez dijo que, “se debe diseñar una carrera de ser­vicio público que pueda atraer a profesionales, ges­tionar un modelo que les permita poner al servicio de la gente sus mejores ta­lentos, remunerarlos apropiadamente y respetar los méritos dejando de lado el clientelismo político”. Aña­dió que no se deben tener en cuenta movimientos políticos dentro de un ente público.

El MEC empezó a trabajar como una Secretaría de Acción Social en la medida que fueron haciendo con­ciencia de las condiciones del entorno que afectan a los estudiantes, como los sectores vulnerables y sec­tores con alta prevalencia de pobreza. “El vaso de le­che, el plato de comida y la dotación de útiles son mu­chas veces las garantías que permiten que el niño asista a clases”, añadió.

Señaló que en la medi­da que fueron toman­do conciencia a estas cuestiones y en que el presupuesto iba cre­ciendo apoyando estas políticas, el Ministerio fue asumiendo espontá­neamente otro rol hasta concentrarse en políti­cas que compensan esas condiciones.

“No hemos hecho lo sufi­ciente en las direcciones que necesitamos y es buen momento para rectificar estos acuerdos y tomar de­cisiones sobre lo que que­remos en el país”, concluyó la Viceministra del Minis­terio de Educación.

También podría gustarte