Derribando mitos sobre los autos eléctricos

Sin duda los autos eléctricos ofrecen muchas ventajas tanto a los conductores como al medio ambiente, pero aún existen ciertos mitos por así llamarlos en torno a ellos. Es por eso que Sergio Velázquez Gerente General de Baic en Paraguay, responde las dudas más comunes que se escucha en el día a día a nivel local.

1} BATERÍA CON POCA CAPACIDAD

Los autos eléctricos cuentan con una batería más chica que se puede apreciar al abrir el capó, la cual maneja todo el sistema eléctrico, además tiene otra batería que maneja el motor y se ubica debajo del mismo ocupando todo el piso del auto eléctrico.

La batería más chica tiene la misma durabilidad que las baterías de los autos a combustión, en el caso de las baterías que maneja el motor la capacidad es diferente al igual que la durabilidad, hay marcas que tiene hasta 15 años de vida útil.

2} ¿SE PUEDEN ACOPLAR LA BATERÍA?

Es otra pregunta muy frecuente señaló Velázquez.

“Teniendo en cuenta que la autonomía del auto es de la batería más grande hay que tener la costumbre de llegar a casa y recargar la batería, así el vehículo amanece con la batería llena. En conclusión no se puede acoplar la batería que mueve el motor”, refirió el gerente.

3} TARDA MUCHO EN CARGARSE

Los vehículos vienen con un cargador incorporado para usar en la casa, el cual carga completamente el auto en aproximadamente 6 a 8 horas.

Normalmente la batería no se queda completamente vacía, tarde ese tiempo en cargarse si se encuentra en cero, pero normalmente en un día se utiliza el 40 a 50% de batería, lo que agiliza la carga.

4} QUE PASA SI SE VA LA LUZ DURAN TE LA CARGA

Velázquez señaló que como todo sistema eléctrico moderno tiene sus protecciones si hay una repentina descarga la batería no se va dañar. La gente puede tener la tranquilidad que su batería no sufrirá ningún daño.

5} ¿HAY QUE ESPERAR QUE TERMINE POR COMPLETO LA BATERÍA?

Sobre el punto el gerente destacó que lo más recomendable es tener siempre la batería cargada 100%.

“Se debe usar el mismo ritual que se emplea con los teléfonos celulares, se llega a la casa y se conecta el auto al cargador. Es más, le beneficia a la batería que se mantenga activa la energía aun cuando no se use el auto ya que las celdas de litio necesitan tener actividad para mantener su vida útil”, concluyó Velázquez.

 

También podría gustarte